Reflexiones desde Donostia 2013 – Cuarta entrega – Colorín, colorado

Cuarta y última entrega de mis reflexiones desde el norte sobre el Festival de cine de San Sebastián 2013. Sólo cuatro entregas y dos de ellas (una es esta) escritas desde el tren de vuelta a mis aposentos (con parada de por medio para un acto social). Me hubiera gustado que fueran más artículos pero como os digo siempre, la falta de tiempo no me lo ha permitido. Todavía me faltan escribir más de 20 críticas y seguramente no escribiré todas. Soy así, no puedo cambiar. XD

telonsansebastian2013

Colorín, colorado, esta edición del festival de San Sebastián se ha acabado. Este será el festival de las 32 películas que he visto. El de los peliculones. El de las decepciones. El de la primera vez que me salgo de un pase (no me gusta salirme de una sala hasta que no termine la proyección). El de quedarme dormido e ir corriendo al pase. El del quedarme dormido y directamente no ir al pase. El de estar solo. El de conocer gente maja y no estar sólo. El de comer pintxos. El de los Red-Bulls gratis. El de las canicas. El del muñeco de Doraemon. El del tener la taquilla y dedicarle un rato a limpiarla de papeles. El de las cervezas gratis. El del dar cabezadas durante los pases de prensa, tal vez por el cansancio o por la cerveza. El del libro de las 700 páginas. El del bolso de Desigual. El de la gente twitteando/whatsappeando antes/durante/después de los pases. El de Instagram. El del Attention Whore por parte de muchos. El de los días de verano que hemos tenido que me recordaba mucho a Marbella. El de pasar calor en algunas salas. El darte cuenta que la opinión de la prensa y del público cada vez más están más alejado. El de #bloguerosenpijama. El de la videobloguera en pijama. El de la integración al 100% del cine digital en las proyecciones. El del adios al 35mm sin que nadie lo eche de menos. El de los trolles. El del no acordarme lo que vi tres horas antes. El del que gritaba “¡Harvey!” cuando ve el logotipo de los Weinstein antes de comenzar la película. El de las cabeceras chulas recordando películas de ediciones anteriores. El de la sección más floja en mucho tiempo. El de la escasez de famosos de Hollywood. El de Hugh Jackman. El de la crisis. En fin, el de la fiesta del cine. El del mejor festival de cine de España. El de San Sebastián.

One Comment

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *