Quiero un “Amanecer (parte 3)”

Tras acompañar a mi pareja estos últimos años a ver las cinco películas que conforman “La Saga Crepúsculo” puedo decir sin miedo a equivocarme que es al final cuando se pone interesante.

Si señores, “Amanecer (parte 2)” me ha parecido entretenida e interesante, en comparación con las cuatro cintas anteriores de la saga y explicaré porqué.

Cierto es que me he aburrido mucho en las primeras cuatro películas, he hecho un esfuerzo inmenso para no quedarme dormido en la sala del cine y para mantener la boca cerrada porque soy un criticón cuando una peli no me gusta. Porque vamos a ver, ¿vampiros que brillan a la luz del sol?, ¿en serio?, ¿son unos gusiluz? Y esto es sólo la punta del iceberg, las pelis son lentas, sin trama alguna y tremendamente empalagosas con el “te quiero mucho, y yo a ti más”. No son pelis para hombres, simplemente vamos por acompañar a la chica.

Pero hablemos de “Amanecer (parte 2)” y porque me ha parecido diferente a todo lo anteriormente visto en la saga.

Ha diferencia del resto de pelis, en ésta tenemos una batalla y no una batalla cualquier, no. Aquí los protagonistas se enfrentan a los Vulturi, los reyes de los vampiros, la élite, vamos que los Vulturi son los putos amos.

Y ¿qué viene antes de la batalla? Pues está claro la preparación, para la misma, por parte de los protas.

Los Cullen (los protas) comienzan a reclutar vampiros que les ayuden en la inminente batalla.
Algunos son viejos amigos de la familia, otros son nómadas, otros simplemente no están invitados pero están. De todos ellos se muestran pinceladas de sus orígenes y sus motivaciones, pero sólo lo justo para que comiences a plantearte preguntas, ¿cómo llegaron a ser vampiros?, ¿por qué están ahí?, ¿por qué mola su apariencia?…
Todos son diferentes en cuanto a procedencia, atuendo y actitud. Es una mezcla de vampiros de diferentes partes del globo, muy distintos entre ellos, lo que les convierte en un grupo interesante.
Todo ello expande el universo mostrado en estas películas, ya que hasta el momento sólo conocíamos a los Cullen (una familia super-ideal de vampiros “vegetarianos”) afincados en Estados Unidos y a los Vulturi en Italia, pero ahora nos muestran que hay más vampiros y muy diferentes y algunos con poderes muy chulos.
Toda esta mezcolanza de nuevos personajes enriquece sobremanera la película y hace que sea interesante, que te hagas preguntas y quieras saber más.

Concretamente me llamaron mucho la atención dos vampiros. Son de origen ruso con más de 1500 años de edad y se da a entender que era su familia la que gobernaba el mundo vampiro antes de que los Vulturi se hicieran con el poder. Obviamente buscan venganza y recuperar el poder perdido antaño.

Después de toda la presentación de nuevos personajes llega la batalla de los Cullen y sus compis contra los Vulturi.

Si, si, si. ¡ACCIÓN!

Por fin tiene acción esta saga y mola mucho ver las tortas que se dan los vampis y los lobos por ahí dando dentelladas.

El director (Bill Condon) ha rodado una batalla muy digna y entretenida. Esta batalla tiene acción y drama a partes iguales. Disfrutas con las luchas y sufres (un poquito) cuando van muriendo algunos de los protagonistas de la saga.

El final de la batalla presenta un giro inesperado de los acontecimientos que permite abrir nuevas tramas que podrían continuarse pero desde una nueva perspectiva.

Tal es el caso de los rusos que aun quieren vengarse de los Vulturi y recuperar su poder.
Los Cullen se han enfrentado a los Vulturi y han sobrevivido (todo lo que puede sobrevivir un no muerto), ahora están en el punto de mira de los Vulturi.
Vampiros que apoyaron a los Cullen podrían ser perseguidos y exterminados por los Vulturi.

Es decir, se abren nuevas posibilidades de contar historias pero con unos componentes que no se han visto anteriormente en toda la saga de “Crepúsculo”, tendríamos historias con acción, venganza, intrigas y traiciones y seguro que algo de romance pero no quepa duda que ahora es una historia para tíos y eso mola.

Puede que alguno piense que me he vuelto loco, que las pelis de Crepúsculo son aburridas. Puro amorío empalagoso. Pues si, pero visto lo visto, esta última peli es entretenida, sus secuencias románticas no se alargan hasta el infinito y presenta la posibilidad de expandir este universo vampírico de una forma nueva, es esto último lo que más me ha gustado.

One Comment

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *