¿Por qué “Sharknado” no ha triunfado en las salas de cine americanas?

No he visto la película pero leo en internet a muchas personas quejandose e incluso alegrandose de que la película “Sharknado” no ha recaudado lo esperado en la taquilla americana. Y cuando digo “alegrandose” no me refiero porque le vaya mal al film, si no que aprovechan para criticar a las redes sociales, en especial a Twitter, que ha sido una de las “culpables” de que “Sharknado” se haya proyectado en los cines de USA. Pero no escribo este post para buscar polémicas absurdas, que ya me aburren, con los periodistas de turno que sólo utilizan internet para quejarse de internet y para darse publicidad.

Si sois habituales al blog, habreis visto que no he publicado NADA sobre este film. Podría haber entrado perfectamente en la sección “Frikadas” pero no lo he hecho porque no suelo hablar de telefilms, no porque no quiera, si no por falta de tiempo (me hubiera gustado publicar cosas “Behind the Candelabra” de Steven Soderbergh por ejemplo). La cuestión es que era obvio de que la telepelícula no iba a pegar el pelotazo y a continuación os explico tres motivos.

 

1º ¡Es una p*%a tv-movie!

Dicen que el guión es bastante decepcionante, tiene un reparto de actores que fueron famosos en otras décadas y que ahora “están de vuelta” (que sólo sirven para este tipo de producciones), y por lo que vemos en el trailer tiene unos efectos especiales bastante cutres. Es motivo suficiente para no proyectarse en las salas pero si no es suficiente, simplemente recordar que es una tv-movie. Su propio nombre lo dice- TV = televisión. Movie = Película. Telepelícula. Una telepelícula o telefilme es una película realizada para ser transmitida por televisión y que suelen contar con un presupuesto más escueto. Por eso el mal guión, un reparto no bueno y FX que dejan de desear. No hay más. No recuerdo telefilms que haya triunfado en la gran pantalla y dudaba que esta fuera una excepción. Es una cinta freak para un público freak. Dudo que la gente esté tan loca de gastarse 14 dólares en una entrada de cine pero si la emiten por la televisión, ¿por qué no verla?

2º La audiencia en televisión

El telefilm “Sharknado” se emitió por primera vez por el canal estadounidense de cable SyFy el pasado 11 de julio y tuvo 1,4 millones de espectadores. En su segunda emisión, el pasado 17 de julio, tuvo 1,9 millones de televidentes, y el tercer pase, el 29 de julio, tuvo 2,1 millones de espectadores. De menos a más. En total, 5,4 millones de espectadores. Algunos se quejan de que no son grandes datos pero no recuerdo yo que reposiciones de tuvieran tanta audiencia y que superaran al estreno. Además, hay que contar con las descargas ilegales y legales, por lo que el número seguro que es mayor. Pero lo importante es, ¿tal vez el espectador que tenía que ver la telepelícula ya la ha visto?

3º Hype

El “cancer 2.0”. Es ese efecto que últimamente estamos odiando unos cuantos y que puede fastidiar una gran película. Del inglés “hyperbole”, es un producto mediático que ha tenido una sobrecobertura por parte de la prensa o una excesiva publicidad, obteniendo de esta manera una popularidad altísima independiente de la calidad del producto. En menos medida, aquí ha pasado. Han intentando explotar a una “irregular gallina que pone unos huevos mediocres” que no daba para más. Han llegado tarde y mal. Si no da para más, no intentes “explotarla”, que no lo vas a conseguir.

 
Pero no todo es tan malo como nos lo quieren vender. Según The Hollywood Reporter la taquilla sumó finalmente 200000 dólares, unos mil euros de media por sala (unas 200) en un día. En New York, Boston y Seattle tuvieron que poner el cartel de “no hay billetes”. Viendo que tuvo un presupuesto de un millón de dólares, se rodó en 18 días, 5,4 millones de espectadores en la televisión, que se ha vendido los derechos para emitirse en otros canales de televisión de otros paises (se emitirá en España el 20 de septiembre), la película ha sido rentable. Más que rentable. Si van a hacer una secuela, no es por aburrimiento ni por el amor al arte, es porque sacan dinero de todo esto.

Os voy a poner un ejemplo a lo español, que no es del mismo estilo de película pero está enfocada al mismo tipo de espectador que “Sharknado” y es “Tres-60” (puede que a alguno le moleste esta demostración pero no encuentro mejor ejemplo). En diez días ha hecho 187820 euros en 172 salas (esta semana se ha reducido a 134 salas) en España. Y ha habido una gran campaña en el canal de televisión que la produce, bastante tweets sobre la película antes, durante y después del estreno, y se ha pegado un buen batacazo. Pero no oigo a nadie quejarse sobre ello. Para mi han hecho una gran campaña de publicidad pero eso no significa que vaya a triunfar tu producto, dando igual si tienes una buena película o no (no voy a hablar de la calidad del film porque no la he visto). Aunque sea una película, podrían haberla enfocado más al sector VOD, televisión o DVD/Blu-ray y, tal vez, podrían haber sacado más rentabilidad al producto. O no.

Las distribuidoras, salas exhibidoras y periodistas creen que las redes sociales es el medio perfecto para hacer publicidad a coste cero pero con grandes resultados económicos y esto, señoras y señores, no es así. ya que las redes sociales, como yo lo veo, es el medio perfecto para medir a tu posible audiencia. Sin embargo, no es el medio perfecto ni exacto. Las redes sociales no son la “lámpara del genio” donde, publicando cosas, se consiguen milagros; es el “boca a boca 2.0”, es decir, yo puedo recomendar una película y mis seguidores van a tomar como referencia mi comentario pero no significa que, si me ha gustado o no, vayan corriendo al cine a verla. Ellos, los seguidores, lo sumarán o restarán en su lista mental de motivos para ir a verla (o no). Que publiques un montón de tweets, que los famosos hablen de la película, no significa que vayas a tener un éxito asegurado. Puede ayudar a conseguirlo. Con esa teoría, este humilde blog tendría miles de visitas diarias ya que publicamos casi cien tweets diarios, una veintena de mensajes en Facebook y unos veinte posts diarios. Y no es así. Es una manera de que la gente entre al blog y nos lea, ni más ni menos.

Dicen que se escribieron entre 318000 y 604000 tweets sobre “Sharknado” con una media de cinco mil tweets por minuto durante su emisión. Y ha tenido 5,4 millones de espectadores con sólo tres pases en el canal. Y una secuela en marcha. Es un producto de, para y por la televisión. Seguramente no veremos la secuela en las pantallas de cine y ni creo que haga falta. El problema ha sido que intentan hacer negocio de un producto en un campo donde no estaba pensado. No todo lo que se estrena en cines tiene o debe que triunfar. Y sólo hay que ver cuantas películas han ido mal este año o no ha sido lo rentable que deberían de ser (“R.I.P.D, departamento de policía mortal”, “El llanero solitario”,…) por lo que “Sharknado”, siendo un telefilm, no iba a dar la sorpresa. Está bien intentarlo pero te puedes llevar un disgusto.

Aun así, y resumiendo, no habrá triunfado en las salas pero no hay que dudar que “Sharknado”, sea un “peliculón” o no, ha dado buenos datos para la productora y las redes sociales ha tenido culpa de ello, les disguste a algunos.

 

PD: Podría aprovechar para hablar y “destripar” el libro “El espectador social” de Elena Neira que ha sido editado por UOC (y que os recomiendo si sois fans de las redes sociales y su efecto en el séptimo arte), pero no voy a ser tan cabrón como muchos medios de comunicación en el que cuenta las partes más interesantes del susodicho libro porque prefiero que lo compreis y lo leais, si os gusta el tema. Desde aquí felicito a Elena Neira (dudo que sepa que exista este blog) por su libro que, aunque me haya parecido corto, me gusta como trata el tema en general, sobre todo para la gente que está empezando en este fantástico mundo de las redes sociales así como de los que nos gusta el cine en cifras y datos curiosos.

 

¿Y tú, qué opinas de todo esto? ¿Has visto la película? ¿Irías al cine a verla?

2 Comments

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *