Festival de Sitges 2015 – Crónica – Día 03

Tercer día de festival. Empiezo a notar los primeros estragos de dormir poco. A las 18:30 ya había visionado cinco películas y he parado porque mi cuerpo y mente no podía más. En verdad sí podía pero todavía queda festival por delante.

sitges2015banner

La primera película del día ha sido para “Anomalisa”, un stop-motion dirigido por Charlie Kaufman y Duke Johnson. Crisis existencial del protagonista (¿experiencia propia del guionista?) en el que debería de ser feliz y no lo es. La verdad es que la idea me ha gustado bastante, tanto por la forma “animada” de la película como la utilización sonora para hacernos entender al protagonista así como el guión, con situaciones que para muchos puede ser ajenas pero allegadas para otros, en el que yo me incluyo. Aunque a mitad del film ya me olía el final, no es importante para el resultado obtenido ya que te deja un mensaje positivo, por lo menos para mí. Ojo al “momento musical”, es de esos que se te quedan en el cerebro, aparte de ser por la pegadiza canción. Esta ha sido una cinta que no la veo para este festival pero de que me alegro haberla visto.

La siguiente ha sido “Baskin”, un film turco de terror que ha sido una experiencia perturbadora, inquietante y confusa, pero no de miedo. Si no se entretuviera en detallarnos todo, y no me refiero a lo explícito, podría ser una pequeña joya digna de ver. Sin embargo, y en mi opinión, le sobra metraje porque hace de su visionado algo aburrido, sobre todo en la parte final del metraje. Hecho en falta más acción y sustos porque parece que en cualquier momento va a suceder algo y no llega. Recomendable la escena presentación de los protagonistas así como su momento musical electro turco. Del resto

Después ha tocado “SPL 2: a time for consequences”, film chino y hongkonés protagonizado por Tony Jaa y Simon Yam entre otros. Por cierto, antes de la proyección se le entregó el Premio Maria Honorífica.

Volviendo al largometraje, no me ha terminado de convencer debido a que hay muchas historias que haces que, si estás cansado física y psicológicamente, te hagas un lío mental. Tal vez hecho en falta más acción para las dos horas que dura pero las escenas de pelea que hay son espectaculares y rozando lo increible.

Las 13:35 y haciendo cola en Prado para ver la cuarta cinta del día, que ha sido para el documental “I’m your father”, documental sobre la vida de Dave Prowse y qué sucedió con George Lucas. Cinta más que aceptable, dentro de lo que cabe ya que los directores se lo tienen que trabajar para no utilizar material de la franquicia y que sea de Lucasfilm, porque descubres cosas sobre el actor y la franquicia que desconocías. Sin embargo, te quedas con ganas de saber sobre un cliffhanger que hay en la película y no es el que muchos pensais, si no otro que surge en el documental y el motivo de su realización. Documental recomendable para los fans de “La guerra de las galaxias”.

Y corriendo para el Retiro, que a las 16:30 comienza “Turbo Kid”, pequeña película que muchos me han recomendado y que tenía que ver sí o sí en esa sala. Más que nada, y para los que no lo sepan como yo hasta hace poco, es donde el público más se exalta en sus sentimientos mientras visiona un largometraje. Vamos, que jalean, chillan o silban. Y me ha gustado aunque no me ha maravillado. Es una película freak, directa al espectador que se crió con películas ochenteras de acción y con su toque gore. Tiene altibajos, con momentos y dialogos divertidos aunque otros que están “en tierra de nadie”, que parece más de relleno. Casi todos los personajes son memorables salvo uno que no ha terminado de convencer; el protagonista, sin chispa que no parece el sujeto principal del film, en el que cualquier individuo con menos participación le gana el terreno, o como suelo decir, “le adelanta por la derecha” o “le come la tostada”.

Y como he dicho antes, termina mi jornada de hoy a las 18:30. Hora de comerienda (mix de comer y merendar), dar una vuelta para Sitges y al hotel a descansar este artículo. Y en verdad he hecho todo lo anterior menos lo de escribir, que lo he dejado para el lunes, que tengo más huecos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *