Crónica del día nº5 de la 62ª edición del Festival de San Sebastián

Quinto día de la 62ª edición del Festival Internacional de cine de San Sebastián. Un día flojo en cuanto a la calidad de las películas pero que por suerte termina bien. Las mudanzas y las relaciones de parejas ha sido el tema en algunos largometrajes.

Empezamos el día viendo dos películas y las dos decepciones; la película chilena “La voz en off” que si no fuera por algunos detalles visuales podría ser un habitual telefilm para dormir la siesta. Y “Limbo”, que si creíamos que el límite estaba en “Black Coal” de mala cinta nos equivocábamos porque está esta cinta. La gente reía por no llorar.

Tras un desayuno rápido y cruzarnos con Viggo Mortensen en la Kursaal nos volvemos a dividir para acudir a “Girlhood”, un film que aunque los temas son típico y muy trillados, el largometraje gusta por el toque que le da su protagonista. Y también estamos en la rueda de prensa de Fapae (teneis la nota de prensa aquí).

Siestón que me pego para poder estar fresco por la tarde. Si lo se hubiera dormido más.

A las 16:30 decidimos ver “Love is strange (El amor es extraño)”, película en la que sólo me quedo con el duo protagonista y con algunos planos que parecen cuadros ya que es de esas cintas que, aunque sucedan cosas, no interesa nada al espectador. Pensábamos que la cosa no podía empeorar pero estábamos equivocado.

El siguiente film, la argentina “Aire libre” es, posiblemente una de las peores películas que se ha podido ver, por ahora, en la sección oficial del festival este año. Crisis familiar, una obra, una mudanza y sonidos de Game Boy. Desastre total. Salvo una canción y una escena no salvo nada. Si en “El amor es extraño” no pasaba nada, en esta sucede menos aún.

Y terminamos el día con “La sal de la tierra”. Historia y obra del fotógrafo Sebastião Salgado. Vida y muerte sobre el mundo. Documental duro pero necesario. Impactante. Brutal. Mal cuerpo se te queda tras verlo (y eso que tiene un mensaje positivo al final). No dejará a nadie indiferente.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *