Crónica del día nº4 de la 62ª edición del Festival de San Sebastián

Cuarto día del Festival de San Sebastián. Empiezo a notar los primeros estragos de dormir cinco horas diarias (o menos) teniendo que desayunar en los pases de prensa o entre ellos.

Empezamos el día con “Phoenix”, una interesante propuesta aunque haya detalles de la historia que me chirrien. Es de ritmo lento pero buen final. Tal vez la cinta hubiera sido más amena si la trama hubiera tomado otro rumbo pero entonces hubiera durado treinta minutos. Buenas actuaciones aunque Ronald Zehrfeld está para prenderle fuego. Dos de los puntos fuertes de “Phoenix” son la ambientación (post segunda guerra mundial) y la música, escasa pero eficaz.

Después nos dividimos en dos. Por un lado vemos “Haemoo” film surcoreano que me ha sorprendido y muy gratamente por la historia que cuenta aunque al principio me parecía una más hasta que se dan cuenta que es surcoreana y pasa lo que pasa. Ese epílogo no ha terminado de convencerme y sobraba. Y por el otro lado también hemos visto “Still the Water”, ritmo lento pero dando una visión preciosa artísticamente de los temas que trataba.

Tras la pausa obligada de comer comenzamos la tarde con “Negociador”, lo nuevo de Borja Cobeaga en un largometraje diveritdo pero sigue pecando de momentos en los que no pasa nada. como sucede en “Ocho apellidos vascos” (el guión es suyo), “No controles” o “Pagafantas”. Tiene un pequeño pero gran reparto donde todos sobresalen (sobre todo los secundarios como Secún de la Rosa, Carlos Aréces o Raúl Arévalo. Por cierto, ¿soy al único que le ha recordado Ramón Barea a Leslie Nielsen en plan “Agárralo como puedas” pero no tan exagerado y con otro tipo de humor?

Tras unos pintxos toca “Loreak (flores)”, pequeña cinta pero artísticamente grande con una curiosa historia, que puede parece ser simple, que va de menos a más. Va a rascar algo en el palmarés fijo.

Para terminar el día, la quinta película ha sido con “La Desaparicion de Eleanor Rigby”, con el que he tenido sentimientos encontrados; por una parte tiene buen reparto y algunos temas me ha gustado (crisis de los treinta,…) pero por contra a ratos me daba igual lo que estaba viendo por un montaje irregular y otros temas inconcluidos (se ha notado que en esta versión se ha suprimido muchas escenas y no ha finalizado algunas subtramas).

PD: Pido disculpas por si no me amplío más en algunas películas pero estoy durmiendo poco y mi cerebro no da para más…

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *