Crónica del día nº1 de la 62ª edición del Festival de San Sebastián

Ha comenzado la 62ª edición del Festival de cine de San Sebastián en la que puedo resumir con un comienzo flojo pero que por la tarde se ha arreglado. ¿Habré visto una de las mejores películas del festival el primer día?

El día empezaba con dos opciones que tenía ganas aunque iba con el hype bajo. Por un lado “The Equalizer”, lo nuevo de Denzel Washington y Antoine Fuqua, y por el otro lado se inauguraba la sección de Perlas con el debut en la dirección de Daniel Wolfe con “Catch me Daddy”. Como el primer film lo podremos ver en unas semanas en muchos cines españoles, me decido por la segunda propuesta y elijo bien ya que las opiniones del reciente ganador del premio Donostia no han sido muy positivas aunque mi opción tampoco es que sea una maravilla.

En el último momento decido pasar de ver “No todo es vigilia” para poder comer en condiciones y en buena compañía. A las 16:30 entro en el Teatro Principal para ver “Mommy”, film de Xavier Dolan. Tras leer la sinopsis me acojona un poco ya que me huele a telefilm. Y tras comenzar la película me temo lo peor pero por suerte “Mommy” me sorprende por sus actuaciones, por sus personajes, por su peculiar formato de imagen y por una BSO curiosa. Salgo contento y me pongo a hacer cola para la película del día.

Y no es otra que “La isla mínima”, uno de los estrenos españoles del año y de las más esperadas en esta edición del Festival de cine. Y no me ha defraudado. Gran dirección, buena fotografía, actuaciones premiables, un guión donde la historia va directa al grano, sin perderse en subtramas, tensión e intriga hasta el final,… Para mi es la mejor cinta española que se ha podido ver en este 2014. He salido bastante contento, la verdad. Muy recomendable.

Para terminar el día estaba decidido irme a tomarme unas cervezas y unos pintxos pero me arriesgo con la película “Difret”, con Angelina Jolie en la producción. Y aunque esté basado en hechos reales, en casi todo momento recuerda a un telefilm, siendo previsible y muy floja. No se podía terminar el día perfecto pero “el que no arriesga, no gana”. ¿Qué me encontraré mañana? Como diría el gran Raphael “¡qué pasará! ¡qué misterios habrá! ¡puede ser mi gran noche!”. XD Mañana os comentaré.

PD: Cuatro películas vistas y en las cuatro había menores como pieza clave en el argumento. Y tres tenía persecuciones de coches (o caballos).

PD 2: ¿Eres tú mi chum chum? XD

PD 3: De poco o nada se está hablando de la traducción de “Jesus H. Christ” por “Madre mía” en los subtítulos de “Mommy”.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *