Crítica – Warrior (2011)

Son muchas las películas de calidad que no llegan a estrenarse en nuestras salas de cine. Esto está motivado por muchas y muy diferentes razones, entre ellas podemos destacar que los actores no tienen relevancia internacional, la cinta no ha cosechado el éxito esperado en su país de origen o aún teniendo un éxito reconocido, en cuanto a crítica se refiere, las distribuidoras consideran un riesgo elevado su estreno en salas comerciales, y así, podríamos seguir enumerando motivo tras motivo. Cierto es que si la distribuidora considera que no obtendrá un alto beneficio proyectando la cinta en salas comerciales, no la proyectará y sólo nos queda tirar de DVD.

En definitiva, hay una gran cantidad de cintas de calidad que únicamente podemos disfrutar en su edición en DVD porque alguien ha decidido que su estreno en salas no merece la pena. Una de esas cintas que no han llegado a estrenarse en cines pero que sí podemos disfrutar en casa es “Warrior”.

 

SINOPSIS

Drama ambientado en el mundo de las artes marciales mixtas. Paddy es un veterano de Vietnam que abandonó el boxeo para trabajar en una fundición de acero. Tras resolver sus problemas con el alcohol, que han destrozado a su familia, este arrepentido padre se pondrá a entrenar a su hijo más joven para que participe en un torneo de artes marciales, durante el cual se enfrentará a su hermano mayor.

 

OPINIÓN

Esta película ha sido una sorpresa muy agradable. No es una cinta centrada exclusivamente en las peleas y en la acción, es el drama de una familia que intenta cambiar su pasado afrontando el presente dentro de un ring.

Se nos presenta una familia rota, formada por un padre alcohólico cuyos dos hijos han vivido una traumática infancia.

Ambos hermanos no podrían ser más diferentes y a la vez estar movidos por causas tan similares.

Uno de ellos ha sido marine en Irak y alberga un gran odio y rencor hacia el padre alcohólico que destruyó su infancia y hacia su hermano que le abandonó en un momento de necesidad. Se ha convertido en un ser solitario y amargado que solo sabe ir hacia delante golpeando lo que se le cruce en el camino.

El otro, tiene una vida radicalmente opuesta, se ha casado y ha formado una familia, al margen de su alcohólico padre, y mantiene un trabajo como profesor de instituto pero se encuentra agobiado por las deudas contraídas por la enfermedad de una de sus hijas.

Después de años de distanciamiento, los hermanos, empujados por las necesidades económicas de uno y el deseo de saldar una antigua deuda con uno de sus hermanos de guerra, del otro, volverán cruzar sus vidas en un torneo de artes marciales mixtas cuyo premio en metálico solucionaría sus problemas.

En definitiva, partimos de una idea típica como es aquella en la que el protagonista agobiado por problemas consigue afrontarlos dentro del ring.

 

NOTA: 6

LO MEJOR: El equilibrio entre drama familiar y combates de lucha, es decir, entre lo sentimental plasmado en el drama humano y lo físico mostrado en los combates de lucha.

LO PEOR: Que una vez presentados los personajes te haces una idea muy clara de por dónde va a ir la película y la única duda es qué hermano ganará el torneo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *