Crítica – The Master

Crítica de la nueva película de Paul Thomas Anderson, un drama sobre la Iglesia de la Cienciología protagonizada por Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman y Amy Adams.

SINOPSIS

A comienzos de la década de los 50 en los Estados Unidos, Freddie Quell (Joaquin Phoenix), veterano de la Marina, regresa convertido en un alcohólico y obseso sexual que tiene problemas al tratar de retornar a su anterior profesión como fotógrafo. Tras una acelerada caída en picado, Quell acaba convertido en vagabundo. Es entonces cuando decide colarse como polizón en un barco que se dirige a Nueva York. Su destino se cruzará entonces con el de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), un líder espiritual al que sus seguidores llaman Maestro que tomará a Quell como mano derecha en lo que denominan “la Causa”.

 

OPINIÓN

Ganadora de dos premios en el Festival de Venecia en las categorías de mejor película y mejor actor, Paul Thomas Anderson regresa con una historia basada según el propio director, en los inicios de la Iglesia de la Cienciología, y su carismático líder y creador, personaje interpretado por el ganador del Óscar a mejor actor en 2005 por su interpretación de “Capote”, Philip Seymour Hoffman, (personaje basado supuestamente en Ron Hubbard , fundador de la Dianética).

Tanto Seymour Hoffman como Phoenix están absolutamente soberbios en sus respectivos papeles. Ambos derrochan credibilidad y muchas tablas al mostrarnos a dos personajes completamente opuestos pero que se necesitan mutuamente. Todo ello, sin menoscabar la impresionante interpretación de una Amy Adams en el papel de esposa del líder, condenada a presenciar el paulatino ascenso de su esposo desde la sombra.

Además de por su alto nivel interpretativo, en The Master destaca además una fotografía cuidada hasta en sus detalles más insignificantes (aparentemente). Rodada en 70 mm, un formato que había desaparecido del cine hasta ahora, la imagen nos transporta hasta un momento no tan lejano en el tiempo, pero con más sombras que luces, de ahí que el espectador tenga la impresión de estar viviendo un viaje en el tiempo más que el estar viendo una película ambientada en otra época.

 

NOTA: 8

LO MEJOR: Sus dos personajes centrales, junto con Amy Adams, destacando fundamentalmente la impecable actuación de Joaquin Phoenix.
LO PEOR: Muy lenta. Sus 97 minutos de duración se hacen algo largos. Aunque también es cierto que el argumento exige de cierta calma.

 

Gracias, Alta Films

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *