Crítica – Sola contigo

Crítica del thriller hispano argentino de Alberto Lecchi protagonizada por Ariadna Gil, Leonardo Sbaraglia, Sabrina Garciarena, Gonzalo Valenzuela, Antonio Birabent y Carlos Hugo Astarain que estuvo en la sección oficial del 16ª edición del Festival de Málaga. Cine español.

sola_contigo_miniposter

SINOPSIS

María Teresa Maradei es una mujer de unos 45 años que, a pesar de su vida desordenada, conserva un aire de mujer interesante que la sigue haciendo atractiva. Conoció en Barcelona a Daniel Danese, hoy su ex marido. Allí se casaron y vivieron juntos, hasta que, después del nacimiento de su segunda hija, María Teresa cayó en una profunda depresión. Tras una tempestuosa relación, Daniel consiguió el divorcio y volvió a Argentina, su país de origen, llevándose a sus dos hijas. Pocos meses después, Maria Teresa viaja también a Argentina para estar cerca de ellas y consigue trabajo en la empresa de un ex amigo de Daniel, Alberto Torres.

Pero las cosas no salen como ella deseaba. A pesar de su apariencia de mujer fuerte, María esconde una gran fragilidad. Una orden judicial la aleja de sus hijas, lo que hace que su vida se torne insoportable. En un accidente de tránsito atropella a una mujer embarazada y a su pequeña hija, causándoles la muerte. María no lo puede superar. No quiere vivir más, pero es una cobarde que nunca, a pesar de intentarlo, llegará a suicidarse. Concibe entonces un plan, en el que ella cree encontrar la única forma de redimirse ante sus hijas y de paso abandonar el infierno en el cual se encuentra instalada de forma irremediable.

Las cosas se complican. María comienza a recibir llamadas que la amenazan de muerte. El acosador parece ser alguien especial, que conoce bien su historia personal y la obliga a pedir perdón a las personas a quien ha hecho daño y a visitar lugares que fueron escenario de sus pesadillas.

El tiempo se acaba y el final es irreversible. El plan de María se cumplió a la perfección.

 

OPINIÓN

Creo que es la primera vez que hago una crítica es más corta que la sinopsis (que, por cierto, si la lees entre líneas, puede tener algún spoiler).

Me dejó muy indiferente este flojo thriller en el que, con un ritmo lento y soporífero, vemos la historia de María y los problemas que tiene. Le cuesta la vida (y más) “arrancar”, enganchar al espectador con lo que está viendo. Y eso le pasa factura. Debería de ser una cinta de suspense pero lo único que nos da intriga es saber quien es la persona que amenaza a la protagonista y el por qué. Nada más. Te da igual si llevará a cabo lo que dice. Y lo peor de todo es que si piensas un poco el final, lo justo, lo averiguas. Como no aporta nada nuevo al género y, encima, es predecible y aburrida, es una pérdida de tiempo.

Por salvar algo o a alguien, me ha gustado el reparto en general. Como a la película, les cuesta engancharnos pero al paso de los minutos, lo logra gracias a las interpretaciones pero no es suficiente para salvar el largometraje. La más destacable es Ariadna Gil, que es la protagonista absoluta en un papel formidable de una persona algo desequilibrada psicológicamente (lo poco que he visto de ella últimamente es de un rol parecido al de esta película por lo que cada vez me creo más que Ariadna esté “mal de la cabeza” realmente, así que sí, es una buena actriz). Sbaraglia está en un segundo plano como policía y los minutos que tiene en la pantalla lo hace bastante bien.

En fin, el cine argentino no me suele decepcionar pero esta es la excepción confirma la regla. Os la podeis ahorrar.

 

NOTA = 3,5

LO MEJOR = El reparto.
LO PEOR = Lenta y aburrida. Final predecible.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *