Crítica – Posesión Infernal (Evil Dead) (2013)

Crítica del remake del clásico de terror de Sam Raimi de 1981 (y no de 1982 como había puesto) de “Posesión Infernal”. ¿Estará a la altura de las espectativas o será otro reinicio que se podrían haber ahorrado? Abajo, la respuesta…

 



SINOPSIS

Cinco veinteañeros se refugian en una remota cabaña donde descubren “El Libro de los Muertos” y sin ser conscientes de ello despiertan a los demonios que habitan en los bosques cercanos. Sucesivamente todos los jóvenes son poseídos menos uno, quien tiene que enfrentarse al mal y luchar por su vida.

 

OPINIÓN

Aviso. Posibles detalles de la trama, sobre todo si no has visto la cinta antigua.

Me ha defraudado este remake. No me considero gran fan de la saga (la primera película la he visto varias veces y te ries de lo mala que es, y las otras dos no la había visto hasta hace poco en nuestra queridisima maratón) pero me esperaba otra cosa. Estamos ante un film actualizado, que respeta en cierta manera a la cinta de Sam Raimi pero poco más. La respeta tanto e intenta ser tan seria que no hay ese toque de reirse de sí misma (por lo cutre que es) que tiene la otra. Tal vez no tuviera presupuesto para efectos especiales pero se podía ver. Esta es otra película más de terror de las que se está haciendo en estas últimas fechas para jóvenes que acuden al cine a gritar, a tirar las palomitas al suelo y, si puede haber algún magreo con su compañero/a de butaca, algo que se llevan para casa de recuerdo. Porque de este film poco más se van a llevar aparte de alguna escena explícita que ya hemos podido ver en los trailers. Es un largometraje que, si no existiera la primera de Raimi, pasaría desapercibida en nuestra cartelera (mientras que hay otras que ni se estrenan y que son muchos mejores).

Más que un reinicio, es como si fuera treinta años más tarde. Tenemos un comienzo distinto, en el que se nos explica lo que ha sucedido en la famosa cabaña en un tiempo no muy lejano. Esto servirá para explicar por qué los protagonistas van a la cabaña y por qué no la recuerdan como estaba antes (sí, ya habían estado antes. Un lío que no os voy a contar para no soltaros spoilers). Tras ese “pequeño” cambio, van muchos más (están en la cabaña para ayudar a pasar el “mono” a una de ellas y no por pasar el finde, …) para alejarla y hacerla tan distinta de la original. Tanto que la convierta en una cinta más del género. Porque se llama “Posesión Infernal”, están en una cabaña y has visto la otra, que si no… Dura algo más de noventa minutos y a mí se me hizo larga; se agradece que haya muchas explicaciones de todo lo que está sucediendo, sobre todo para los “novatos”, pero tiene muchos altibajos en el ritmo de la película, es como si no tuviera ese “alma” o fuerza para mantenerte que estés atento todo el metraje. Los personajes no transmiten nada. Te da igual si sobreviven o si lo desmembrenan y bailan sevillanas sobre ellos. Sobre el final, no es el mismo que la anterior pero es el típico de cinta de terror, tan visto, tan usado que, aunque haya ese momento gore al final, no la salva.

Las comparaciones son odiosas pero haciendolo con la película antigua, aunque tenga la base, cambia en muchas cosas. Y para peor. Aunque haya algunos guiños al film original (corte de mano, motosierras, la radio que no utilizan) hecho en falta grandes momentos que vimos en la cinta de 1982 como más rato en ese salón con la jovenzuela molestando con sus improperios en el hueco de la trampilla, la “violación” en el bosque (es una de las escenas míticas y aquí pasa muy desapercibida…), etc. Lo único que merece la pena es ese momento que hay terminando los créditos finales. Es corto pero te das cuenta que, con veinte segundos, te hace pensar “pues me quedo con versión de Raimi que con este truñaco“.

Por decir algo bueno del largometraje, me ha gustado mucho algunas escenas gores (en algunas son muy explícitas) y los efectos especiales que se utiliza así como con los efectos de sonido (ese momento en el que lee el libro uno de los protagonistas y se oyen voces alrededor). Pero poco más.

En fin, película de terror de videoclub (si aún queda alguno) para el público adolescente para verla una noche de fin de semana que no haya visto la versión antigua con pocos sustos y mucha sangre. Si va a haber segunda parte, conmigo no cuenten.

 

NOTA = 4,5

LO MEJOR = Algunos “guiños” a la saga original. El principio. La corta escena que hay después de los créditos finales.
LO PEOR = Se me hizo eterna. Muy predicible en los sustos y en el giro final.

17 Comments

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *