Crítica – Noé

Crítica de “Noé”, lo nuevo de Darren Aronofsky, escrita por Darren Aronofsky y Ari Handel, y protagonizada por Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ray Winstone, Emma Watson, Anthony Hopkins y Logan Lerman.

noe_miniposter

SINOPSIS

Dios, decide destruir y castigar a los hombres, los descendientes de Caín, por lo mal que han tratado el mundo en el que habitan. Para ello, Dios llevará a cabo un diluvio universal, pero un carpintero bondadoso, Noé (Russell Crowe), nieto de Matusalén (Anthony Hopkins), así como su familia, serán los únicos elegidos para salvar a las especias del mundo, los seres más inocentes, para comenzar de nuevo empezando de cero. Para tal fin, Noé deberá construir un arca lo suficientemente amplia para que quepan en él su familia y todas las especies animales, una pareja de cada, para cuando se produzca el diluvio.

 

OPINIÓN

Darren Aronofsky , director de “La fuente de la vida” o “Cisne negro”, regresa con una adaptación de una de las historias más conocidas y entrañables del viejo testamento, la del arca de Noé. Como tantas otras películas centradas en algún pasaje bíblico, el estreno no ha estado exento de polémica en los círculos más religiosos. Está claro que no se puede contentar a todo el mundo, sobre todo cuando se trata de una nueva versión de una historia que todos conocemos.

La principal aportación que esta película a la historia de Noé, es que nos muestra un personaje humano de forma literal; esto es, con sus bondades y sus defectos, que los tiene. Pese a tratarse de un argumento basado en la Biblia, te hace reflexionar sobre el Bien y el Mal y sobre las irreparables consecuencias que pueden traer algunos de nuestros actos. Su lectura por tanto es más que actual, fundamentalmente la parte que le corresponde a la acción que desempeña el hombre frente a la Naturaleza y a los seres vivos. Todos los personajes resultan cercanos: sufren, aman, odian y tienen sentimientos encontrados, como cualquier persona. Noé tampoco se libra, y es un acierto. En lugar de aparecer como “el elegido” sin más, como el típico protagonista que ni siente ni padece, aquí Noé es un hombre que sabe lo que es la sed de venganza y que al fabricar el arca durante el transcurso de varios años, arrastra también una pesada carga que puede pasarle factura.

Sin embargo, pese a que las interpretaciones de Russell Crowe, Jennifer Connelly, Emma Watson, y Anthony Hopkins sean todas ellas más que destacables, pues acompañan y secundan al protagonista desde una muy buena posición a nivel interpretativo, la pega aquí se encuentra en la narración. El desarrollo se hace lento. Quizá el problema venga simplemente de la elección de la trama. Es una historia sencilla, con un inicio, nudo y desenlace muy claros. En la película se han añadido elementos que o bien no aparecen en la Biblia, o bien forman parte de otras historias (El Jardín del Edén, Caín y Abel…), todo ello con el fin de alargar el argumento para que tenga una duración digamos, “estándar” dentro del género. Como consecuencia, la cinta se hace larga y sus algo más de 2 horas de metraje pasan factura.

Es cierto, estamos frente a una recreación, nadie dijo nunca que una película centrada en un personaje de la historia de la religión tuviese que ser fiel a las escrituras (nunca mejor dicho). De hecho, según la Biblia, Noé no pronuncia ni una sola palabra hasta que no se baja del arca, y los personajes femeninos, si existen, no se mencionan. Lo cual quiere decir que si Aronofsky hubiese querido dirigir una película “fiel al original”, probablemente habría realizado una película muda y de corta duración y claro, no le hubiese salido rentable.

 

NOTA: 6

LO MEJOR: Algunas de las interpretaciones. Los efectos especiales, la banda sonora.
LO PEOR: La historia de Noé no da para tantos minutos de película. Demasiados añadidos en el guión.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *