Crítica – Moon

Crítica del primer film del director Duncan Jones, estrenada en el 2009 y protagonizada por Sam Rockwell, Kaya Scodelario, Matt Berry, Malcolm Stewart, Benedict Wong, Dominique McElligott, Robin Chalk y Kevin Spacey.

 

moonminiposter

SINOPSIS

Moon está ambientada en un futuro no muy lejano, y nos presenta a un astronauta (Sam Rockwell) que se encuentra aislado en la luna durante un periodo de 3 años en una excavación minera. Su contrato está a punto de finalizar, pero algo empieza a ir mal y descubrirá un terrible secreto que le concierne.

 

OPINIÓN

Estamos ante una de esas películas que no tiene mucho presupuesto para ser de ciencia ficción pero que no importa puesto el argumento sostiene el film y aunque la idea puede ser muy predecible, no lo es para nada. Eso sí, el que espere acción y mucho ritmo, ya que es lenta y muy psicológica, es decir, que el director nos quiere transmitir la angustia y la soledad que sufre el protagonista y lo consigue, y eso que dura sólo 97 minutos.

Para ser una película de 2009, tiene un ambiente muy retro y con la ausencia de efectos especiales, hace que la historia coja más fuerza y no distraiga en ningún momento al espectador, con una intriga y drama de saber lo que le sucede al protagonista aunque puede conseguir que aburra o te desesperes por saber como acaba y, en el peor de los casos, te pongas a pensar y averiguar que es lo que sucede.

Sobre los actores, bueno, sobre Sam Rockwell, que es el protagonista absoluto, lo hace de fábula y es una de las claves para que el largometraje sea tan bueno, sobre todo, como va pasando las horas y el desgaste que va sufriendo los personajes.

Como he dicho antes, los efectos especiales no son muy espectaculares, es más, no es nada importante a la película y ni influye. Lo que sí destaca es el decorado, que nos hace creer en todo momento en que estamos en la luna y en la estación. Nada que envidiar a otras grandes producciones.

La música, del genial Clint Mansell, acompaña en cada momento de la película y le da ese toque de amarguismo, de locura y que se te mete en la cabeza y no puedes sacar. De diez.

En fín, un buen film de ciencia ficción carente de efectos especiales pero que merece mucho la pena ver. Eso sí, en muy pocos cines se puede ver.

 

NOTA: 7

LO MEJOR: La historia. Decorados. Música. Sam Rockwell.
LO PEOR: No es film para el gran público.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *