Crítica – Mad Max: furia en la carretera

Reseña de la nueva película de George Miller, protagonizada por Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Zoe Kravitz, Adelaide Clemens, Riley Keough y Rosie Huntington-Whiteley.

mad_max_furia_en_la_carretera_miniposter

SINOPSIS

Cuarta entrega de la franquicia “Mad Max”. Mad Max se encontrará con un grupo de personas que huyen a través de Wasteland de una guerra impulsada por la Emperadora Furiosa.

OPINIÓN

Blockbuster. Dícese esas películas o productos que cuentan con una gran inversión en desarrollo y promoción comercial que suelen ofrecer efectos especiales muy bien desarrollados, a veces como principal reclamo dada su innovación, y que no está limitado a la época de verano y no siempre consigue un gran éxito en taquilla. Desde “Tiburón” hasta nuestros días tenemos muchos y claros ejemplos para todos los gustos y que, con el tiempo, ha ido evolucionando a mejor audiovisualmente pero también a peor por la ausencia de un guión consistente. “Mad Max: furia en la carretera” es un blockbuster con todas sus letras y con las cosas buenas y malas.

George Miller vuelve a la saga que le dió la fama y lo hace por la puerta grande; Warner confía en él dándole un gran presupuesto y, tras muchos años de producción, éste no lo desaprovecha. El film es un espectáculo audiovisual, con una gran producción donde aparentemente nada está hecho por ordenador (que seguramente haya mucha post-producción) y parece realizado a la antigua usanza, destrozando cientos de coches, con muchos dobles de acción y mucho maquillaje. Y es de agradecer porque todo parece más real y más natural. Y brutal el sonido y la banda sonora, que hace que, aparte de temblar la sala, te crees todo lo que estás viendo.

Además, el film es pura acción en el 95 por ciento del metraje, con apenas un par de respiros para coger impulso y volver con más energía, manteniendote con la tensión en cada escena. Es un “dont stop”, en el que si pestañeas, te has perdido seguramente algún detalle, con un frame rate acelerado, aunque en un comienzo puede extrañar, es uno de los muchos guiños del director a las películas anteriores. Genial los detalles de vestuario, de maquillaje, la caracterización de muchos personajes,… Si todo esto ha salido de la cabeza de Miller, el director está muy mal aunque me alegro de que tenga tanta imaginación y nosotros lo disfrutemos.

Eso sí, olvidaros del guión porque sólo hay un “mapa de ruta”, es decir, lo que tienen que hacer los protagonistas y poco más. En mucha parte no tiene diálogos pero mejor eso que palabras necias que no aportan nada a la historia. Para eso ya están las imágenes y el sonido para contarnos. Y si tenemos un “mapa de ruta”, Tom Hardy es el copiloto de todo esto. A pesar de que es el protagonista, parece más un secundario de lujo que acompaña al espectador a todo lo que estamos viendo. En muchos momentos Charlize Theron parece más héroe del film que el propio Hardy.

Una cosa que no me pasaba desde hace un tiempo es que, al terminar el film, me he quedado con ganas de más. Espero que los rumores de que sea la primera de una nueva trilogía sean ciertos aunque habrá que esperar a los datos de la taquilla. ¿La mejor película de los últimos años? No se yo. ¿El mejor blockbuster de lo que llevamos en el 2015? Sí y en un top 5 seguro que estará y en puestos altos.

No puedo opinar sobre las tres dimensiones porque ya he salido escaldado de malas experiencias “gracias” a las distribuidoras y salas exhibidoras, y no he querido arriesgarme.

En fin, largometraje entretenido, lleno de explosiones e ideal para desconectar de todo.

NOTA = 6,75.

LO MEJOR = Entretenida. Un no parar de acción. Audiovisualmente espectacular. Gran montaje.
LO PEOR = No hay guión. Quieres ver más.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *