Crítica – Los idus de Marzo

Película dirigida por George Clooney basada en la obra aclamada por la crítica del ex consejero demócrata, Beau Willimon.

 

SINOPSIS

Stephen Meyers es un idealista y brillante comunicador. Es el segundo de a bordo de la campaña presidencial del gobernador Mike Morris, en quien confía ciegamente. Durante las primarias de Ohio, Tom Duffy  el jefe de campaña del máximo oponente de Morris, ofrece a Meyers un puesto de trabajo. Al mismo tiempo, las negociaciones de Morris para conseguir el apoyo adicional de un senador de Carolina del Sur se estancan. Y la joven becaria Molly Sterns (Evan Rachel Wood) capta la atención de Stephen. Los republicanos guardan varios ases bajo la manga, Meyers puede haberse confiado en exceso y Molly guarda un secreto. ¿Qué es más importante: la carrera, la victoria o la verdad?

OPINIÓN

El estreno de George Clooney como director fue un gustazo: ‘Good night and good luck’ fue una de las películas más atrevidas y completas de la pasada década. Semejante inicio nos hacía pensar que tal vez Clooney estuviese tocados por la varita mágica del talento más polifacético. Muchos creían que se trataba de un accidente y Clooney puso de su parte para darles la razón. Su segunda película, ‘Leatherheads’, fue un patinazo digno de olvidar.

El hombre más mediático de Kentucky vuelve a ponerse tras la cámara en ‘The ides of March’ (‘Los idus de Marzo’) para enfrentarse de tú a tú a los distintos intereses de la comunicación y la ambición política. Clooney se mete de lleno entre las bambalinas de la política y monta un show de rabiosa actualidad con diálogos repletos de exquisitas réplicas y contrarréplicas. El esfuerzo en el texto es de agradecer, oigan. Y la banda sonora un caramelo.

La trama principal está muy bien conducida a través del viaje del protagonista durante algo más de treinta minutos. Bravo (otra vez) por Ryan Gosling, que demuestra nuevamente su gran estado de forma y su madurez para echarse a las espaldas personajes cargados de matices. Sin embargo el subsuelo amoroso entorpece la pasión por una cinta que avanzaba a buen ritmo. Pero claro, aquí manda el director y por algo será.

En ocasiones uno piensa que al personaje de Clooney (un candidato demócrata) le sobra protagonismo. En otras se echa en falta mayor presencia de los personajes de Giamatti y Seymour Hoffman. El reparto está soberbio y nos regala una lección actoral de primera categoría. Incluso Marisa Tomei nos encandila con su breve pero relevante personaje.

Es muy posible que, cumplida la hora de película, el espectador acuse cierto desencanto hacia la historia y sienta estar viendo otra de esas películas que tienen buen inicio y que terminan distrayéndose en asuntos superfluos. Pero tranquilos porque todo está medido y el guion (también firmado por Clooney) se guarda un magnífico giro en la manga para llevarse la película hasta niveles de altísimo magnetismo. En solo un instante la película toma todo el aire del mundo y se vuelve apasionante sin posibilidad de recaída.

Algunos diálogos son sublimes y escenas como las del cara a cara entre los personajes de Clooney y Gosling a solas en una cocina son para levantarse y romper en aplausos. Algunas decisiones de dirección (o de guion, quién sabe) son la enésima prueba del profundo conocimiento que George Clooney tiene del lenguaje cinematográfico. Ojo por ejemplo a la forma en que resuelve la conversación entre su personaje y el de Seymour Hoffman en la furgoneta.

‘The ides of March’ es un atractivo análisis del desencanto individual hacia la política en general y la ambición en particular. Para mirarla directamente a los ojos sin perder detalle.

 

NOTA: 8

LO MEJOR: Ryan Gosling, otra vez maravilloso. El resto del reparto es una gozada de las grandes. La banda sonora es más que elogiable por pasar desapercibida y estar bien usada narrativamente. Clooney podría haberse explayado en algún que otro detalle, su cine se caracteriza siempre por ir al grano. El tratamiento no tiene complejos y es valiente de pe a pa. Buen inicio y mejor final. Guion de mérito.

LO PEOR: Quizá durante un tramo corto aparece algo de niebla al desviarse demasiado hacia el romance. Aunque está justificado puede servir a algunos para salirse del ritmo que llevaba hasta entonces. Ojala tuviera algo más de metraje para disfrutar de otros personajes y actores secundarios, pero tampoco sería una garantía para que la historia ganase fuerza sino más bien lo contrario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *