Crítica – Los canallas (Les salauds)

Crítica de “Los canallas (Les salauds)”, película dirigida por Claire Denis y protagonizada por Chiara Mastroianni, Julie Bataille y Vincent Lindon.

 

los_canallas_miniposter

SINOPSIS

Marco Silverti recibe una llamada que le obliga a dejar el carguero que capitanea y retornar a París inmediatamente para ayudar a su hermana Sandra. Está desesperada, su vida se ha desestructurado, su marido se ha suicidado y a consecuencia de ello, su hija ha ingresado en un hospital psiquiátrico. La hermana dolida acusa a un importante empresario llamado Edouard Laporte de ser el causante que le ha llevado a vivir esta horrible pesadilla. Marco no soporta ver sufrir a su familia y decide vengarla. Busca información sobre el sospechoso hasta dar con su punto débil. Decide mudarse, pero no es una simple casualidad, en el edificio en el que se instala vive Raphaella, amante del hombre de negocios y objetivo clave de su ansiada venganza.

OPINIÓN

La directora francesa Claire Denis (“Chocolat”, “Una mujer en África”), regresa a nuestras pantallas el próximo 21 de marzo con una inquietante historia sobre personajes golpeados por la vida o por las circunstancias con muchos secretos que esconder.

La directora ha conseguido mostrar la oscuridad y la maldad humanas a través de unos personajes que, bien han hecho de la venganza la razón de su existencia o bien, se han convertido en seres con una ausencia total de sentimientos como consecuencia de una vida poco afortunada.

Una crítica de esta misma cinta afirma que “no deja indiferente a nadie”. Así es. “Los canallas” es desgarradora, cruel y dura, muy dura. Parte de su dureza radica en el hecho de que muestra aspectos que en realidad nadie quiere ver, pero que están ahí y nos son expuestos sin ningún tipo de censura. Y claro, no estamos acostumbrados a que nos traten con tanta dureza al acudir al cine. No es una película fácil de ver.

 

NOTA: 5

LO MEJOR: Vincent Lindon y Lola Créton como su sobrina.
LO PEOR: Muchas elipsis en el argumento. En contraposición, algunas escenas se hacen innecesarias (la escena final por ejemplo). No hace falta mostrarlo absolutamente todo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *