Crítica – La Verdad duele

Crítica de Silvia González de la película “La verdad duele (Concussion)”, dirigida por Peter Landesman y protagonizada por Will Smith, Gugu Mbatha-Raw, Alec Baldwin, Eddie Marsan, David Morse, Stephen Moyer, Luke Wilson, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Albert Brooks, Bitsie Tulloch, Matthew Willig, Paul Reiser, Richard T. Jones, Mike O’Malley, Arliss Howard,…

laverdaddueleposter

SINOPSIS

En el año 2002, Bennet Omalu, es un doctor neuropatólogo forense, graduado por la Universidad de Nigeria y residente en Pittsburgh, encargado de realizar una autopsia en el cerebro de Mike Webster, un antiguo jugador de fútbol americano que fallece repentinamente tras haber padecido demencia y depresión durante bastante tiempo. Tras realizar un análisis más profundo en el cerebro del cadáver, el doctor Omalu descubrirá que los jugadores de fútbol americano pueden llegar a desarrollar lo que se conoce como CTE (traumatismo craneoencefálico crónico), una enfermedad neurodegenerativa que puede aparecer cuando el cerebro ha sido expuesto a golpes y daños repetidamente. Éste descubrimiento llevará a que desde la NFL (Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos) no le pongan nada fáciles las cosas a Omalu ni a sus colaboradores para que la investigación siga adelante.

OPINIÓN

Peter Landesman (“Parkland”) dirige la que supone su segunda película, un thriller basado en un artículo de Jeanne Marie Laskas publicado en la revista QC en el año 2009 titulado ‘Game Brain’. Se trata por tanto de una cinta basada en hechos reales, aunque más concretamente éstos son los que inspiraron un artículo periodístico que a su vez, inspiró los hechos relatados en la cinta que nos ocupa.

En un principio el proyecto se planificó para que fuera Ridley Scott quien lo dirigiera, pero éste no pudo hacerse cargo, por lo que fue Peter Landesman finalmente el elegido para dirigir tras los focos además de firmar también el guión. Es imposible saber cuál habría sido el resultado si realmente Ridley Scott hubiera dirigido la cinta, pero seguro que su visión habría sido muy diferente. Quizás Scott no se centrara tanto en el drama particular que vive el protagonista, Will Smith, así como del perjuicio que le causa el publicar su investigación (se ve obligado a mudarse de ciudad, por ejemplo). Aunque es importante conocer las circunstancias personales y profesionales que rodean al personaje central, desde fuera, se echa de menos el conocer un poco más la realidad de cada uno de los jugadores perjudicados, ya que en realidad, tanto ellos como sus familias son los verdaderos afectados en la historia.

Dejando a un lado el argumento, y centrándonos en la interpretación, descubrimos a un Will Smith bastante alejado del tipo de personajes a los que nos tiene acostumbrados. Su Doctor Omalu es un tipo sencillo, un emigrante apasionado de su trabajo, acostumbrado a trabajar de forma tranquila y metódica, y que traslada esa tranquilidad en su hablar lento y reposado. Es una verdadera lástima que no se haya respetado el acento africano que aporta Smith a su personaje en el doblaje castellano, porque da gusto escucharle hablar en la versión original. Su interpretación es sin lugar a dudas lo mejor de la película, lo que le ha reportado dos Nominaciones en la categoría de mejor actor en los Globos de Oro así como en los Satellite Awards, respectivamente. Para meterse mejor en su personaje, tanto Smith como Peter Landesman fueron testigos de la realización de varias autopsias, con el añadido de que algunas de éstas, las llevó a cabo el propio Dr. Bennet Omalu en persona. También Alec Baldwin se preparó para su papel de Julian Bailes, quien fuera médico del equipo de los Steelers. Para ello, estudió el trabajo realizado por algunos reputados médicos de Pittsburgh.

NOTA: 5,5

LO MEJOR: Las interpretaciones de Will Smith y Alec Baldwin.
LO PEOR: La trama se haría más interesante si el foco argumental no se centrara tanto en el Doctor que hace el descubrimiento, si no en los jugadores que sufren la enfermedad que es descubierta por el primero.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *