Crítica – La trampa del mal

Crítica de la película basada en una historia escrita pero no dirigida por M. Nigth Shyamalan…

 

SINOPSIS

Un día cualquiera, cinco personas, que no se conocen, se quedan atrapadas en un ascensor de un gran edificio de oficinas. Muy pronto comienzan a suceder cosas extrañas y, poco a poco, se dan cuenta de que uno de ellos no es quien dice ser: es el mismísimo Satanás.

OPINIÓN

Crítica rápida, tan corta como el largometraje. Más que miedo, es una cinta de intriga, al estilo “Los diez negritos”, es decir, saber quien es el asesino. Ni más ni menos.

Con un principio con una voz en off que nos hablan sobre el diablo, nos van metiendo poco a poco en la historia, sin irse por las ramas porque no hay tiempo. Sólo dura ochenta minutos (y cinco son de los créditos finales) y nos mantiene en tensión a la pantalla hasta casi el final de la película; cada personaje tiene un motivo para que cometa los asesinatos. El final, por una parte me sorprendió pero por otra parte, no.

No tiene grandes diálogos ni actuaciones para recordar y juegan con los sustos fáciles pero siempre es agradable ver este tipo de películas, que nos recuerde a otras de este estilo aunque no llegue a ser tan buena pero es entretenida.

En fín, largometraje corto y con intriga…

 

NOTA: 5,5

LO MEJOR: La poca duración.
LO PEOR: Nada nuevo en el género.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *