Crítica – La mujer del chatarrero

Crítica de la película “La mujer del chatarrero”, película dirigida por Danis Tanovic y protagonizada por Nazif Mujic, Senada Alimanovic, Semsa Mujic y Sandra Mujic. Gran Premio del Jurado y Mejor actor en el Festival de Berlín 2013.

 

la_mujer_del_chatarrero_miniposter

SINOPSIS

Nazif es chatarrero y vive en Bosnia con su mujer senada y sus dos hijas. Un día, Senada es presa de fuertes dolores y comienza a sangrar, perdiendo al bebé que esperaba. Por este motivo, debe ser hospitalizada urgentemente, pero carece de cobertura sanitaria y la pareja ha de pagar la operación, una fortuna para un chatarrero. Durante diez días, Nazif trata desesperadamente de encontrar más chatarra para vender y recurre a diversas instituciones, removiendo cielo y tierra para salvar la vida de Senada.

 

OPINIÓN

El director bosnio Danis Tanovic, (En tierra de nadie), nos presenta una recreación de un suceso real protagonizado por una familia gitana, la misma que vivió la situación que se nos muestra. Con un argumento muy sencillo, somos testigos de la impotencia de un matrimonio que vive un caso de urgencia médica pero que al no tener recursos económicos, no puede costearse una intervención que para cualquier otro ciudadano podría ser hasta rutinaria.

Nazif, el padre de familia, se verá obligado a buscar ayuda de amigos, familia y desconocidos, para salvar a su mujer y continuar afrontando el día a día de su familia.

La mujer del chatarrero es una película sobre la pobreza, la injusticia social y la caridad. El argumento nos toca muy de cerca a todos, porque pese a estar ambientada en Bosnia, podría suceder también aquí. De ahí que resulte tan dura, porque es real como la vida misma.

Rodada en nueve días con una cámara Canon 5D Mark II, el resultado es como si cualquiera de nosotros hubiera cogido una cámara cualquiera y se hubiera puesto a registrar con ella a los protagonista, lo que dota a la cita de mayor realismo, si cabe. Sin embargo, pese a que la duración de la historia es de 74 minutos, se hace larga por mostrar varias escenas que no aportan mayor información. Parece que se ha querido estirar la historia todo lo posible, cuando ésta no da para más. Quizá si se hubiera hecho un cortometraje partiendo del mismo eje central, la que firma este artículo no habría escuchado ronquidos durante la proyección.

 

NOTA: 5

LO MEJOR: Saber que estamos asistiendo a la recreación de un hecho real. Siempre nos implicamos más con una historia que nos resulta cercana.
LO PEOR: El estirar y estirar cada escena hasta el infinito provoca que una película de corta duración, se haga pesada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *