Crítica – La juventud

Crítica de Silvia González a la cinta de Paolo Sorrentino “La juventud”, protagonizada por Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda,…

lajuventudposter

SINOPSIS

Fred Ballinger (Michael Caine) es un reputado director de orquesta, ya retirado, que se encuentra de vacaciones en un lujoso hotel de los Alpes con su hija Lena (Rachel Weisz) y su viejo amigo Mick (Harvey Keitel), un director de cine que se encuentra atascado en la elaboración del guión de lo que pretende sea el cúlmen de toda su carrera cinematográfica. Cuando llega al hotel un enviado especial de la Corona británica para proponer a Fred que dirija un concierto en el Palacio de Buckingham con motivo del cumpleaños del príncipe Felipe, éste hecho, así como otros acontecimientos que tienen lugar durante sus vacaciones, darán lugar a que los amigos rememoren algunos de los momentos clave de sus respectivas vidas y se replanteen su forma de ver la vida y lo que esperan de ella. Todo esto, mientras interactuán con los diferentes huéspedes que también se alojan en el hotel así como con algunos de los trabajadores del recinto.

 

OPINIÓN

Del ganador del Óscar a la mejor película extranjera por “La gran belleza”, Paolo Sorrentino nos trae una historia de personajes y de las relaciones que se establecen entre ellos, mientras Fred y Mick, en su papel de “Maestros de ceremonias”, hacen balance de sus respectivas vidas desde la perspectiva de la Experiencia. El título de la cinta, pues, hace referencia a lo ya vivido (Fred le menciona a Mick en un par de ocasiones un amor de juventud que ambos compartieron y continuamente se refieren a acontecimientos del pasado). Pero el título se refiere también a los propios ancianos protagonistas, quienes suponen el hilo conductor y núcleo argumental de la cinta.

Sorrentino vuelve a la carga con guion propio repitiendo homenaje a Fellini, a su manera, y también se plagia a sí mismo (varias escenas recuerdan sospechosamente a La gran belleza). Nada que objetar en este último sentido, ya que otros grandes directores también introdujeron guiños propios en sus películas, como es el caso de Alfred Hitchcock o de nuestro Alejandro Amenábar. La pega viene no tanto por la forma de contar las cosas, sino más bien por el excesivo gusto del director de alargar las escenas hasta hacerlas eternas. Se puede ser poético sin añadir metraje porque sí. Todo lo que se cuenta, se podría contar también en bastante menos tiempo que los 118 minutos de metraje de la cinta. Lo que fue un acierto en La gran belleza, en este caso significa que las inevitables comparaciones perjudican seriamente a la presente. Aún así, hay varios aciertos: Los dos protagonistas están soberbios, así como Rachel Weiz, quien aporta la dosis necesaria de ternura. Asímismo, el personaje de Maradona se agradece, ya que aporta varios momentos de humor en el argumento y por último, la aparición estelar de Jane Fonda es sencillamente perfecta: Como se dice, breve pero intensa, ya que conduce inexorablemente al desenlace.

Se estrena en España el 22 de Enero precedida de varias candidaturas a diferentes Premios Internaciones (Premios Oscar 2015: Nominada a mejor canción; Globos de Oro: Nominada a mejor actriz de reparto (Fonda) y canción original; Premios del Cine Europeo: Mejor película, director y actor (Michael Caine) entre otras.

 

NOTA: 5,5

LO MEJOR: Michael Caine, Harvey Keitel y Jane Fonda.
LO PEOR: La repetición de los elementos que condujeron a “La gran Belleza” al Óscar.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *