Crítica – Joven Y Bonita

Crítica de “Joven Y Bonita”, película dirigida por François Ozon y protagonizada por Marine Vacth, Géraldine Pailhas, Frédéric Pierrot y Charlotte Rampling.

joven_y_bonita_miniposter

SINOPSIS

Isabelle pierde la virginidad el verano en que cumple 17 años con un joven que veranea en el mismo lugar en el que ella pasa las vacaciones junto a su familia. Éste hecho, la marcará de tal forma que, durante el resto del año, Isabelle buscará el placer sumergiéndose en el mundo de la prostitución por iniciativa propia, buscando una vía de escape en relaciones sexuales con hombres mayores, sin compromisos ni afectos, a priori, de por medio.

OPINIÓN

FranÇois Ozon, el director de “En la casa”, Concha de Oro en el festival de San Sebastián de 2012, regresa con un drama que refleja los cambios que sufre una adolescente tras perder la inocencia. Marine Vacth es la encargada de dar vida a Isabelle, una joven a la que no logramos conocer en profundidad ni podemos llegar a imaginar cuáles son los motivos que la impulsan a meterse de lleno en la prostitución cuando no tiene necesidades económicas reales. La interpretación de la protagonista es realmente buena, muy creíble. Isabelle es una joven fría, que sólo busca el placer en sus relaciones, sin implicaciones a nivel afectivo, a cambio de dinero. Lamentablemente, ningún ser humano puede controlarlo todo, menos aún los sentimientos, fundamentalmente a esa edad. Cuando eres joven, es más fácil depender de ciertas cosas, sobre todo cuando crees que “controlas”, aunque en realidad no sea así.

La película refleja un año en la vida de Isabelle y se divide en cuatro partes, comenzando por la estación estival y finalizando en la primavera. De este modo, el espectador es partícipe de los cambios que se producen en la protagonista paulatinamente, al pasar de la vergüenza y el pudor al puro placer carnal, consiguiendo una seguridad en sí misma que no tenía al comienzo de la historia.

“Joven y bonita” es una película muy dura, pero mostrada de una manera que resulta hasta elegante, incluso en las escenas más explícitas. Resulta raro no sentir cierto rubor, aunque sólo sea figurado, cuando vemos una escena de sexo. No sucede en esta película, y eso es todo un logro, algo muy difícil de conseguir.

 

NOTA: 7,5

LO MEJOR: La interpretación de la protagonista
LO PEOR: Emplear un final abierto para cerrar la historia.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *