Crítica – Fin

Crítica del primer largometraje de Jorge Torregrossa, basado en la novela homónima de David Monteagudo, producida por Fernando Bovaira, Enrique López Lavigne y Alejandro Amenábar, y protagonizada por Maribel Verdú, Daniel Grao, Clara Lago, Blanca Romero, Antonio Garrido, Carmen Ruíz, Miquel Fernández y Andrés Velencoso.

 

SINOPSIS

Tras años sin verse, un grupo de amigos se reúne en una casa en la montaña durante el fin de semana. Parece que nada haya cambiado entre ellos, pero entre risas y anécdotas se oculta un turbio episodio del pasado que les sigue atormentando. De repente, un extraño incidente altera sus planes, quedando completamente aislados y sin posibilidad de comunicación con el exterior. Deciden salir y buscar ayuda, pero en el camino el grupo se irá desintegrando, mientras lo que parece un nuevo orden natural se impone ante sus atónitos ojos.

 

OPINIÓN

No me he leido el libro por lo que no puedo compararlo con la película. Podría hacer el chiste fácil y resumir la crítica con “No vayais a verla. Fin” pero no, ya que me hizo perder hora y media de mi vida y no quiero que a otros le pasen lo mismo. Y eso que la gente me lo advirtió pero tengo ese defecto (entre otros muchos) de, cuanto más mala sea las opiniones, más ganas tengo de verla.

No se por qué pero me recuerda a “Lost (Perdidos)” pero a la española; muchos misterios abiertos y ninguno sin resolver. Empieza bien, con una presentación rápida pero efectiva, la historia promete pero nada más lejos de la realidad. El momento clave es cuando empiezan los sucesos paranormales, en el que, en un principio puede que no tenga explicación, sin embargo piensas “bueno, luego habrá una explicación”. La película empieza a carecer de tensión, cada vez más salen más preguntas, algunas interpretaciones son para mear y no echar gota (tenía ganas de utilizar esta expresión desde hace mucho tiempo), ves como pasan los minutos y no resuelven los misterios. Desaparecen personajes y no le importan ni a sus compañeros; si no le importan a ellos ¿me va a importar a mi? Si eso ya cabrea bastante, no hablemos de los múltiples fallos de raccord que tiene, que los ve hasta la persona más despistada del mundo y eso ya hace que la película, de intriga pase a ser una comedia, en el que la historia pasa a un segundo plano y te dediques a buscar más fallos (y que lo peor de todo es que los encuentras). Llegas al final, ese final que te quedas con cara de “¿ya? pero… ¿por qué?”, te cabreas y prefieres no contarle a nadie lo que has hecho durante noventa minutos.

Sobre el reparto, no se salva ni la pobre Maribel Verdú, que es una gran actriz pero no sé como la pudieron engañar para trabajar en esta cinta; que haya actores y actrices que estén en el paro y no se le den una oportunidad te hace ver lo injusta que es la vida.

Lo único no tan negativo que tiene este largometraje, por salvar algo, son los efectos de sonido y visuales, lo primero más que lo segundo ya que a veces da mucho el cante los efectos especiales (el momento “cabras” por ejemplo).

En definitiva, cualquier cosa es mejor que perder el tiempo viendo esta película.

 

NOTA = 3

LO MEJOR = Los efectos especiales (no siempre). Los efectos de sonido. Es corta.
LO PEOR = Todo lo demás.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *