Crítica – El invitado

Crítica para la cinta dirigida por Daniel Espinosa y protagonizada por Denzel Washington, Ryan Reynolds y Vera Farmiga; “El invitado”…

 

SINOPSIS

Matt Weston (Reynolds) lleva un año en Ciudad del Cabo y se siente frustrado al no haber sido destinado a un puesto con más acción. Es un “guardián” que aspira a convertirse en un agente respetado y espera la oportunidad de demostrar su lealtad a la Agencia. Pero cuando el primer (y hasta ahora único) huésped del piso franco resulta ser el hombre más peligroso que ha conocido, Weston se prepara para lo peor.

OPINIÓN

Desconozco si alguien ha visto las dos primeras películas de Daniel Espinosa. Su tercera obra (más accesible), ‘Snabba Cash (‘Dinero fácil’), es una película dinámica que te deja seco poco antes de desplomarse cerca del final.

El director sueco cruza el charco para meterse de lleno en la industria norteamericana sin necesidad de mantener ningún sello demasiado personal. Espinosa es un realizador que parece haber sido adiestrado por las convenciones del cine de acción made in USA.

Quizá por eso ‘Safe house’ (‘El invitado’) no sea pecata minuta. Su fotografía resulta interesante y se deja ver gracias a un acertadísimo y hábil montaje. La primera media hora es un ejercicio cinematográfico sobresaliente, con una presentación de personajes que se materializa primero a través de acciones y después de palabras, gesto que no debería ser destacable pero que comienza a serlo debido a los continuos descuidos que se dan en otras producciones del género thriller.

Espinosa conoce bien las trampas necesarias para que su historia funcione. El espectador descubre algunas pero perdona todas ya que disfruta con el trepidante ritmo de la película. Hay muy buena química entre protagonista y falso antagonista: Ryan Reynolds y Denzel Washington están en su salsa durante cada escena de acción, pero mejor que no hablen demasiado. Muchas de las persecuciones son magníficas.

Y aunque en su inicio acumule méritos para ser una película notable, ‘Safe house’ se hace pesada durante un segundo acto bastante previsible. La trama se autoexige más ambición de la que el espectador necesita. Y en esas pierde fuelle. Al guion le habría venido de perlas un toque extra de negritud, pero en lugar de eso tiene lugar un puzzle de mercenarios con demasiadas piezas pero escaso interés.

Tiene su gracia el haberla rodado en Sudáfrica, lugar de nuevas gestas deportivas. Por cierto: ¿alguien sabe decirme qué demonios hace tantísima gente en los alrededores de un estadio de fútbol mientras se está jugando el partido? Menudo espanto de secuencia. Suerte que las escenas de acción tienen toda la fuerza que le falta a las explicaciones que pretenden cerrar la trama.

El conflicto amoroso del protagonista no aporta nada a un argumento que, además de causar poco entusiasmo, carece de intriga por completo. La nueva cinta de Espinosa es capaz de entretener y mantener atento al espectador, lo cual no es poco viendo la manera en que se estaba torciendo.

 

NOTA: 6

LO MEJOR: Reynolds y Washington se lo pasan bien y lo hacen pasar bien. Casi todas las escenas de acción, especialmente la primera persecución. Grandiosas las secuencias en las que Washington está a merced de Reynolds. Película de palomitas sin complejos.

LO PEOR: Vera Farmiga es una actriz insulsa que trasmite tanto como una nevera vacía. La secuencia final en la casa y todo lo que sucede en el estadio de fútbol son una desgracia para el resultado global de la película. Dos horas son demasiadas para lo poco que se cuenta.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *