Crítica – El Hobbit: Un viaje inesperado

Crítica de la adaptación cinematográfica de la obra escrita por J.R. Tolkien, el creador de “El señor de los anillos”, dirigida por Peter Jackson y protagonizada por Ian McKellen, Martin Freeman, Cate Blanchett, Orlando Bloom, Ian Holm, Christopher Lee, Hugo Weaving, Elijah Wood y Andy Serkis.

 

SINOPSIS

El anciano Bilbo Bolsón comienza a escribir una carta a su sobrino Frodo en la que le relata cómo el mago Gandalf el gris y otros 13 enanos le visitaron treinta años atrás. Thorin Escudo de Roble, uno de los enanos, desea recuperar el tesoro que el dragón Smaug robó a la familia de este último, y Gandalf confía en el joven Bilbo para lograr tal fin.

 

OPINIÓN

Tras las polémicas suscitadas por la última película de Peter Jackson fuera de nuestras fronteras por sus 48 FPS, llega a nuestras pantallas “El Hobbit: Un viaje inesperado” sin dichos 48 FPS, para que podamos disfrutar de la precuela de “El Señor de los anillos” con los elementos que ya conocemos (3D incluído), sin añadidos. Y lo cierto es que el 3D no sólo queda muy patente en esta película; incluso, se agradece, pero no simplemente en las escenas de acción, aunque es donde se hace mucho más evidente, naturalmente. Algo tan simple como el vuelo de un pájaro, el caudal de un río o la magia del fuego, adquieren una nueva “dimensión” en esta película, haciendo que no pasen desapercibidos.

Tal y como ya nos tiene acostumbrados Peter Jackson, su nueva recreación del Universo de Tolkien está plagado de efectos especiales y una fotografía impresionante. Sin embargo, si dejamos de lado la forma en que nos es contada la historia, con todos sus elementos característicos (fotografía, iluminación, maquillaje…) y nos centramos única y exclusivamente en el argumento, ahí ya vienen las pegas. Y es que la historia es demasiado larga, la verdad. La introducción dura más de cuarenta minutos de reloj, tiempo en el cual se muestran detalles absolutamente prescindibles y que no aportan nada a la historia, uno detrás de otro. Eso sí, un punto a favor: pese a la concatenación de elementos inútiles, cabe destacar un montaje lo suficientemente hábil entre escenas ágiles y lentas, que logra que 3 horas de película no se hagan eternas. Si tenemos en cuenta todo lo anterior, es todo un logro.

Para quien aún no lo sepa, “El Hobbit: Un viaje inesperado”, es la primera parte de una nueva trilogía, y se nota. Se nota que se ha querido rentabilizar al máximo un proyecto que a nivel argumental no da para tanto. Por otro lado, Peter Jackson tenía el listón muy alto después de “El señor de los anillos: El retorno del rey”. Lo de repetir elementos de éxito está bien, pero pierden fuerza al no haber factor sorpresa.

 

NOTA = 6

LO MEJOR: La fotografía; los efectos especiales; las interpretaciones de Martin Freeman (Bilbo Bolsón), Ian McKellen (Gandalf) y Richard Armitage (Thorin).

LO PEOR: La recreación en elementos que no aportan nada a la trama; las escenas musicales (dos y demasiado seguidas) están completamente fuera de lugar.

 

Gracias, Warner Bros Pictures Spain

3 Comments

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *