Crítica – El Gran Gatsby (2013)

el_gran_gatsby_miniposter

SINOPSIS

El Gran Gatsby sigue los pasos de Nick Carraway, un hombre parecido a Fitzgerald que aspira a ser escritor, cuando abandona la región central de los EE.UU. y llega a Nueva York en la primavera de 1922, una época de decadencia moral, jazz palpitante y de los reyes del contrabando de alcohol. Persiguiendo su propio Sueño Americano, Nick acaba siendo vecino de Jay Gatsby, un millonario misterioso que da fiestas continuamente. Al otro lado de la bahía vive su prima, Daisy, y su marido mujeriego y aristócrata, Tom Buchanan. De esta manera Nick entra en el mundo cautivador de los súper ricos con sus ilusiones, sus amores y sus engaños. A medida que Nick es testigo de aquello, tanto dentro como fuera del mundo que habita, escribe una historia de amor imposible, sueños incorruptibles, y grandes tragedias, y alza un espejo a nuestra propia época y luchas actuales.

 

OPINIÓN

No me he leido el libro ni he visto las películas anteriores de “El Gran Gatsby”. Mi hype para ver esta película era alto y, tras leer críticas regulares y malas, me pusieron la ilusión por los suelos pero aún así le di una oportunidad a Baz Luhrman, que me gusta el espectáculo audiovisual que suele montar en sus films, aunque esté yendo de más a menos. Y me alegro de haberla visto porque no es tan nefasta como la gente opina. Pero tienen razón en algunas cosas que dicen.

Mediante flashbacks Nick Carraway, nuestro protagonista, nos cuenta la que posiblemente sería su mejor época (hasta la fecha); su vida en Nueva York y conocer a una persona que le cambiaría la vida y de la que escribiría, Jay Gatsby. Con un comienzo trepidante, tanto en imágenes como en la música, que sirve de presentación de personajes, personalmente, podrían haber dejado parte para una edición “montaje del director” o “extendida” ya que, entre que oye la existencia de Gatsby hasta que lo conoce, hay casi media hora. No digo que sobre pero agilizaría mucho las cosas al espectador. Otra cosa que tampoco ayuda es la saturación audiovisual del comienzo. Vale que intenten hacernos ver la locura de las fiestas con la que se vivía en aquellos tiempos (sobre todo por la superficia y sabemos que es como un “sello” del director, que todos sabemos que lo hace de fábula pero puede llegar a ser hasta una indigestión y hacer que el público se fije más en el “envoltorio” que en el propio regalo, que merece mucho la pena. Por suerte, Baz lo reduce y nos enseña lo que realmente nos interesa; la historia de amor entre Jay Gatsby y Daisy, prima de nuestro protagonista Nick, que será y nos hará testigo de excepción.

¿Puntos fuertes de la película? Varios. Las actuaciones son bastante convincentes. No será para premios pero Leonardo DiCaprio (no se por qué pero me ha recordado mucho a su personaje de Jack Dawson en el “Titanic” pero en versión más madura), Carey Mulligan (me encanta esta actriz y si el público no la conocía, va a ser una buena lanzadera al éxito) y Tobey Maguire (no es de mis actores favoritos pero reconozco que me ha sorprendido gratamente) hacen unos muy buenos trabajos. La música; parte importante de la película y, aunque pueda parecer una mezcla extraña entre jazz y electrónica, queda perfectamente en la gran pantalla porque nos da la sensación de que, aunque esté en los años veinte, estemos allí con ellos y que hará conectar al espectador joven (sobre todo) con el film. Los efectos visuales; una maravilla pero, como he mencionado antes, llega a un momento que puede saturarnos aunque se nota que se cuida mucho todo los detalles. La ambientación; otra cosa que está muy cuidada en el largometraje, tanto por la recreación de la ciudad de Nueva York, con la construcciones de los grandes edificios, así como las zonas obreras (un detalle y que será una chorrada pero me ha gustado las imágenes de archivos coloreadas, ya que nos transporta y nos acerca más aún a la época) así como el (lujoso) vestuario que visten el reparto en general.

Sobre el 3D, aparte de la profundidad (créditos iniciales/finales, planos aéreos, serpentinas y poco más), no aparece ni se le espera.

En fin, largometraje que te gustará y sorprenderá si vas con pocas espectativas, no has visto/leido nada antes ¡y con gafas de sol! XD

 

NOTA = 6

LO MEJOR = Las actuaciones. La BSO. La ambientación. Efectos visuales.
LO PEOR = Le sobra metraje. No hay 3D.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *