Crítica – El futuro ya no es lo que era

Reseña de Silvia González de la película “El futuro ya no es lo que era”, filme dirigido y escrito por Luis Barbero y protagonizado por Dani Rovira, Carmen Maura, Carolina Bang, Saúl Barceló, Lucía de la Fuente, Eduardo Velasco, José Corbacho, Yolanda Ramos y Luisa Martín.

elfuturoyanoesloqueeraposter

SINOPSIS

Carlos es hijo de la famosa actriz Carmen Segarra, aunque nunca haya querido aprovecharse de ello a nivel laboral. Al contrario, se gana la vida como adivino en un canal de televisión gracias a su álter ego: Kar-El, un estrambótico vidente. Sin embargo, pese a su éxito profesional, Carlos no está pasando por un buen momento personal, ya que ni la relación con sus hijos es buena, ni con su ex mujer, y tampoco está realmente satisfecho con su presente. Por eso, cuando recibe la oferta de una televisión nacional para ser el adivino estrella de un exitoso programa, Carlos decide dar un giro a su vida antes de tomar una decisión.

OPINIÓN

Dani Rovira regresa a las pantallas como protagonista de una comedia sobre cómo el paso del tiempo y sobre todo, los imprevistos, pueden llegar a cambiar la visión que todos tenemos de nuestro futuro cuando somos jóvenes. Pero el futuro casi nunca es lo que esperamos de él. De ésta forma, Carlos nos relata en voz en off la evolución que han sufrido sus deseos en sus últimos 20 años, desde que era un niño, pasando por la adolescencia, el momento en que conoció a su hoy ex mujer (personaje interpretado por Carolina Bang), así como la relación que mantiene con su madre (Carmen Maura). Y de este modo conocemos sus logros a nivel profesional, así como las carencias a nivel personal que le han traído las anteriores. De esta forma, se nos da a conocer a toda una fauna de personajes que rodean a Carlos entre ex, hijos, jefe, o compañeros de profesión, a cada cual más pintoresco. De entre todos ellos, destaca una Carmen Maura absolutamente maravillosa para variar, tremendamente entrañable, cuya interpretación se come con patatas a las del resto. Mención especial merecen las “sentencias” que suelta su personaje en la película, de ésas que te hacen dudar entre reír por el comentario o levantarte y aplaudir (hacer la ola también sería una alternativa).

Luis Barbero (“Tuno Negro”) es quien dirige ésta comedia de guión propio. Y ya que hablamos de guión, habría que mencionar que éste incorpora un error más que garrafal que echa por tierra todo el argumento y sobre todo, el desenlace de la cinta. Y es que, sin ahondar en el tema, no resulta en absoluto creíble que en los tiempos que corren, tanto los medios de comunicación como el público en general, desconozcan que una actriz que es más que conocida (al menos dentro de la historia) tiene un hijo y no sólo eso, que no se sepa nada de él. Lo dicho: éste planteamiento no es creíble se mire por donde se mire, más hoy en día, cuando cualquier mínimo dato de interés sobre cualquier personajillo del tres al cuarto se plasma inmediatamente en los medios, sea o no sea real; con mayor motivo por tanto, si se trata de una “conocida actriz de cine que ha ganado un Premio Princesa de Asturias”, ya que se supone que la vida y milagros de un personaje de cierto peso informativo, siempre interesa mucho más.

Errores argumentales aparte, la película también tiene aciertos. La interpretación de Carmen Maura sin duda sería el principal, pero también el que una historia nos haga pensar sobre nuestra propia historia a nivel individual, sobre lo bueno y lo malo que hemos conseguido con respecto a lo que eran nuestros deseos años atrás, cuya lectura final sea precisamente que si no nos gusta nuestro presente, siempre hay alguna manera de cambiarlo, también es un acierto, ya que la lectura no deja ser positiva y a los espectadores, las cosas como son, nos gustan los mensajes positivos.

NOTA: 5,5

LO MEJOR: El personaje de Carmen Maura. La relación que ésta mantiene con su hijo y con su nieto, respectivamente.
LO PEOR: No es creíble dentro del argumento el desconocimiento popular en relación al parentesco entre Carmen y Carlos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *