Crítica – El amor amargo de Chavela

Reseña del documental dirigido y protagonizado por Rafael Amargo que pudimos ver en la pasada edición del Festival de Málaga. Cine español.

 

elamoramargodechavelaposter

SINOPSIS

Rafael Amargo es un artista de 35 años que ha perdido la inspiración, como le sucede a todos los artistas en algún momento de su vida, no tiene nuevas ideas, necesita que la magia y el duende vuelvan a su vida y así seguir trabajando en el arte. Para encontrar la inspiración, Rafael decide emprender un largo viaje con el fin de entregar a Chavela Vargas una carta de Federico García Lorca. En este camino, Amargo recorrerá lugares preciosos, inhóspitos, misteriosos, cruzará mares, montañas… hasta encontrarse con la musa de Lorca.

 

OPINIÓN

Tal vez no me informé correctamente antes de ver el documental. Me esperaba ver como amigos, compañeros y familiares de Chavela hablaban sobre la cantante y también los últimos testimonios de ella. Sin embargo se convierte en un “Callejeros Viajeros” de algo más de una hora en el que sólo sirve para el lucimiento de Rafael Amargo. Y entre baile y baile, entrevistas.

No digo que nos muestren a una Chavela Vargas enferma, en cama, agonizando pero en la última época de la artista se ve que aún puede hablar e incluso cantar, es decir, se la ve lúcida. Y ese testimonio podría haber sido bien aprovechado para los fans (y los que no) de la cantante. Pero no, el coreógrafo es el protagonista absoluto, desde el minuto uno hasta el último, viajando por el mundo, hablando con amigos y familiares hasta encontrarse con Vargas. El problema es que intenta hacer entrevistas a estas personas mostrandonos unas desaprovechadas cuestiones en el que nos podrían haber enseñado opiniones y anécdotas únicas que podría valer oro para los seguidores. Algunas hay pero se nota, con algunos cortes bastante sangrantes, que en el material eliminado estará lo mejor del documental (espero que algún día salgan a la luz). Todo esto es debido a la inexperiencia de Amargo detrás de la cámara.

Lo mismo pasa cuando habla con Chavela pero, por suerte para el espectador, cada minuto en que aparece la cantante, que no es mucho, merece la pena ver (y oir) este documental. Se te olvida que el protagonista es el bailaor y te alegras de haber perdido una hora de tu vida para oirla. Ella sola consigue animar el documental. Y no soy fan de Chavela Vargas pero tengo que reconocer que, nada más terminar, me interesé por su vida y obra (algo sabía pero no lo suficiente). Un minuto de Chavela vale más que diez de Rafael, guste o no.

Tal vez si el coreógrafo, tan amigo de la cantante que es, según dice en cada momento del documental, hubiera preferido dejar fuera su ego y se hubiera centrado sólo para hacerle la última entrevista a Chavela Vargas, un tributo que sólo podría haber hecho un amigo como él, junto con los comentarios de los amigos y familiares, tendría un documental que hubiera gustado a mucha gente, un testimonio único y quien sabe si una obra maestra. Pero nos quedaremos con las ganas. Lo dicho, me esperaba otra cosa bien distinta.

En fin, sólo para fans de Rafael Amargo y Chavela Vargas.

 

NOTA = 3,5

LO MEJOR = Chavela Vargas, familiares y amigos.
LO PEOR = El resto.

3 Comments

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *