Crítica – Cuento de invierno

Crítica de “Cuento de Invierno”, dirigida y escrita por Akiva Goldsman, y protagonizada por Colin Farrell, Jessica Brown Findlay, Jennifer Connelly, William Hurt, Eva Marie Saint, Russell Crowe, Ripley Sobo y Mckayla Twiggs.

cuento_de_invierno_miniposter

SINOPSIS

Siglo XIX. Peter Lake es un hombre huérfano de Nueva York que se gana la vida como ladrón. Cuando trata de robar en una mansión que cree vacía, descubre que no es así al escuchar tocar al piano a la hija mayor del propietario , la joven Beverly Penn (Jessica Brown Findlay) de la que se enamora irremediablemente.

 

OPINIÓN

Basada en una historia del escritor Mark Helprin, esta historia de amor se estrena en España coincidiendo con la festividad de San Valentín. Ambientada a caballo entre el siglo XIX y la época actual, Cuento de Invierno es una historia que pretende ser un cuento. Un cuento que parte de la premisa de que “todos formamos parte de un plan”, una historia de amor entre un ladrón y una enferma de Tisis que podría ser una bonita película sin más pretensiones. Una película más del género, eso sí, como tantas otras. No es éste el caso, esa es la pena.

Primer trailer de “Winter’s Tale” (vo)

La historia del amor verdadero que perdura a pesar del paso del tiempo va perdiendo puntos a medida que avanza la película. A un argumento que, pese a estar muy mascado en el cine, podría funcionar, se le han ido añadiendo una serie de elementos como el Destino, el Bien y el Mal, ángeles, demonios, la reencarnación… Todo ello, para mostrarnos que, efectivamente, todo está escrito y que nada es casual. Todo esto, podría haberse mostrado de alguna otra manera, sin tanto despliegue ni efectos especiales. Con tanto sub-argumento y tanto personaje, el espectador se pierde (de hecho, así sucede en más de una ocasión). También es cierto que periódicamente una voz en off (la de la protagonista) nos reconduce, para guiarnos hacia la moraleja de lo que, por el título más que nada, pretende ser un cuento. Esto no habría hecho falta si se hubiera acotado el argumento. Menos, es siempre más. Aquí, no es que haya más, simplemente hay demasiado.

Pero no todo es negativo en esta película. Algunas de las interpretaciones son más que meritorias. De hecho, suponen el elemento salvador de la misma además de la banda sonora. Es el caso de un muy convincente Russell Crowe como demonio. También caben destacar las interpretaciones de la protagonista, Jessica Brown Findlay, así como las de Jennifer Connelly y un muy sorprendente Will Smith. Frente a ellas, se encuentra un Colin Farrell que, quizás porque no nos tiene acostumbrados a este tipo de papeles, pero que en definitiva ni llega, ni convence.

 

NOTA: 4,5

LO MEJOR: Russell Crowe y aunque breve, Will Smith esta soberbio como Lucifer.
LO PEOR: Mezclar el Destino, ángeles, demonios, la reencarnación y hasta un caballo volador en una misma película.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *