Crítica – Cuando todo está perdido

Crítica de lapelícula escrita y dirigida por J.C. Chandor («Margin Call») protagonizada por Robert Redford («Memorias de África», «Dos hombres y un destino», «El golpe», «Todos los hombres del presidente», «El mejor»,…).

cuando_todo_esta_perdido_miniposter

SINOPSIS

Una mañana, durante un viaje en solitario a través del Océano Índico, un hombre (Robert Redford) descubre al despertar que su velero, el Virginia Jean, ha sufrido un importante daño en el casco tras una colisión con un contenedor que flotaba a la deriva. Tras innumerables intentos por reparar el barco, el protagonista se verá obligado a trasladarse a un bote salvavidas antes de que el primero se hunda en las aguas. Tras lo cual, se verá obligado a luchar contra las inclemencias del tiempo, el hambre y la sed o la fauna marina

 

OPINIÓN

J.C. Chandor firma esta pelicula con guión propio y de argumento sencillo que ha sido nominada para obtener varios premios de cine en diferentes categorías, como la nominacion al Oscar 2013 en la categoría de mejores efectos sonoros, el Globo de Oro en las categorías de Mejor banda sonora y Mejor actor (Redford) entre otras nominaciones como los Premios BAFTA.

Desde el comienzo de la cinta, asistimos a las desventuras de un hombre que, durante 8 dias, permanece completamente solo flotando en el mar, primero en su velero, y en un bote salvavidas después. Tras su infructuosa llamada de socorro por radio e intentar que un par de cargueros vean sus señales luminosas sin lograrlo, el protagonista de esta odisea marina, cuyo nombre desconocemos, logra mantener la cordura a pesar de que los acontecimientos no le son nada propicios.

all-is-lost-imagen

Robert Redford hace un gran ejercicio de contención durante casi toda la película salvo en una escena en la que se deja llevar por la desesperación, tras la cual, recupera de nuevo la compostura. No debe ser nada fácil mostrar la vida interior de un personaje que aparece completamente solo todo el tiempo y que por tanto, no puede apenas escudarse en un texto para mostrarse a nosotros, los espectadores. Redford salva este inconveniente perfectamente.

Sin embargo, que el peso de una película recaiga únicamente en una interpretación, magnífica eso sí, pues resulta una carga demasiado pesada, sobre todo para un único actor. Es cierto, al haber un único personaje, se hace difícil la existencia de diálogos, a no ser que éste tenga algún tipo de desorden mental, claro, pero eso justamente no le sucede al protagonista. Asi pues, al no haber diálogos, aunque sí alguna que otra breve exclamación, el desarrollo resulta lento y se hace hasta pesado. Son 106 minutos de contratiempos, uno tras otro, que como ya he dicho, solo se salvan por tener a Redford como protagonista.

 

NOTA: 7

LO MEJOR: La interpretación de Redford, impecable. La fotografía.
LO PEOR: Al mostrar la situación de un hombre solo en alta mar se hace algo pesada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *