Crítica – Cortometraje – Aquel no era yo

Crítica del cortometraje nominado a Mejor cortometraje de ficción en los premios Oscar y ganador en los Premios Goya 2013, dirigido y escrito por Esteban Crespo y protagonizado por Alejandra Lorente, Gustavo Salmerón, Babou Cham, Mariano Nguema, Alito Rodgers, Jose María Chumo, Alex Ferando y Khalil Diop.

 

Aquel_no_era_yo_miniposter

SINOPSIS

Kaney es un niño soldado de un país africano. Con él viven muchos otros niños soldado, acatando las órdenes del hombre que se ha convertido en su padre, el General del Ejército Rebelde. Paula es una cooperante española llegada a África siguiendo a su pareja, Juanjo con el objetivo de ayudar y de rescatar a los niños soldado que allí viven. En un puesto fronterizo, Paula y Kaney se encuentran y ése será el punto de partida de esta dramática historia, en un escenario de miedo, violencia, terror y redención…. “Ser un soldado, y especialmente un niño soldado, no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de hacer lo que has hecho“.

 

OPINIÓN

No es habitual en mi hablar sobre cortometrajes en el blog, no porque no me gusten si no por falta de tiempo, pero aquí voy a hacer una excepción porque merece la pena. No sabía lo que iba a ver y me ha gustado bastante por la cantidad de cosas que cuenta en tan poco tiempo, las actuaciones, los efectos especiales y el mensaje final del cortometraje.

Con un comienzo suave, la historia cambia de ritmo brúscamente y logra que nos metamos en ella, que suframos como si fueramos los protagonistas del corto, haciendo que el cortometraje, que dura unos 25 minutos, parezca tan sólo diez minutos. Cada cierto tiempo el director nos va delatando detalles de lo que sucedió al final pero sin desvelarnos el qué, cosa que a mí, personalmente, no me gusta ya que es “un cuchillo de doble filo” en el que las cosas le puede salir bien o mal y el espectador puede imaginarse el final y perder el encanto de lo que estamos viendo. Por suerte, Esteban Crespo juega bien sus cartas y logra tenernos en vilo hasta casi el final de la historia, en el que consigue que pasemos de varios estados de ánimos en poco tiempo.

Me ha sorprendido gratamente las actuaciones, un reparto desconocido (tan sólo me sonaba Gustavo Salmerón) que le da más realismo a la historia, sobre todo la de los menores, pues si en un principio no me han parecido creibles, después lo es totalmente.

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención son los efectos especiales. Comparados con los de Hollywood puede que no sean los mejores pero no tiene nada que envidiar a muchas producciones españolas ya que son totalmente creibles.

En fin, cortometraje más que recomendable y merecedor de los premios que está logrando.

NOTA = 7

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *