Crítica – Coriolanus

Crítica del debut en la dirección de Ralph Fiennes en la que se inspira en el relato homónimo del dramaturgo William Shakespeare, pero trasladado a la actualidad y sirviéndose del conflicto serbio como telón de fondo, y escrita por John Logan («Gladiator», «El último Samurai», «Sweeney Todd», «El aviador»).

 

SINOPSIS

Basada en el clásico de William Shakespeare, Coriolanus regresa a su patria como gran triunfador tras vencer a los invasores. Sin embargo, sus políticas le hacen impopular entre sus conciudadanos, que le condenan al exilio. Coriolanus, en un ataque de furia, se une a sus rivales para atacar a su patria y se pone a las órdenes del que hasta ahora había sido su enemigo. Pero Coriolanus, ante su ciudad, dudará entre su orgullo y su patriotismo.

 

OPINIÓN

Ralph Fiennes («La lista de Schindler», «El paciente inglés»…) se atreve con esta adaptación cinematográfica de la tragedia de William Shakespeare conocida en nuestro país por el título de “Coriolano”, en su estreno como director. Protagonizada por él mismo y un importante elenco de secundarios entre los que destacan las interpretaciones de Vanessa Redgrave en el papel de madre del protagonista (magnífica), Gerard Butler como su rival y Brian Cox como su consejero y mano derecha.

La particularidad de esta película radica en el hecho de que pese a estar ambientada en la Roma de la época actual, tanto el lenguaje como los roles de los protagonistas se mantienen fieles al original. Esto se traduce en un argumento a priori bastante simple: Corialanus es un general romano que pese a vencer a los enemigos de su patria, cae en desgracia y es repudiado por su pueblo, por lo que decide vengarse de quienes le han traicionado. Sin embargo, pese a dicha sencillez en cuanto al argumento, cabe mencionar el hecho de que el lenguaje Shakesperiano resulta muy complejo al estar cargado de símbolos y metáforas. Cada frase, debe ser “reinterpretada” conforme a su contexto espacio-temporal. Si tenemos en cuenta que la película dura poco menos de dos horas y que cada frase que se pronuncia en ella es todo un ejercicio de poesía cargada de significados, comprobamos al final de la misma que la sencillez argumental antes mencionada compite con un lenguaje que resulta demasiado denso.

Por otra parte, Fiennes logra con esta tragedia bélica transmitir a la perfección elementos tan atemporales como el triunfo, las ansias de poder, los intereses del poder político, la manipulación de las masas, la sed de venganza o la traición. En este sentido, la película podría estar ambientada tanto en la Roma actual como en cualquier otro lugar o época, pues su esencia se mantiene intacta.

 

NOTA: 7

LO MEJOR: Las interpretaciones de Ralph Fiennes y Vanessa Redgrave
LO PEOR: El lenguaje se hace muy pesado, ya que exige un alto nivel de concentración para poder “traducir” el verdadero significado de cada frase.

 

Gracias, Emon

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *