Crítica – Balada triste de trompeta

Película del 2010 dirigida y escrita por Álex de la Iglesia, y protagonizada por Carlos Areces, Antonio de la Torre, Carolina Bang, Santiago Segura, Sancho Gracia, Manuel Tejada, Manuel Tallafé, Alejandro Tejería, Fernando Guillén Cuervo, Enrique Villén, Terele Pávez, José Manuel Cervino, Gracia Olayo, Luis Varela, Joaquín Climent, Juana Cordero, Raúl Arévalo, Fran Perea,…

 

SINOPSIS

Comedia dramática ambientada en los últimos años del franquismo, en los tensos tiempos previos a la transición española, que comienza con el reclutamiento de un payaso para luchar con el bando republicano durante la Guerra Civil Española, en 1937. Como argumento central, en los años previos a la Transición, dos payasos lucharán por el amor de una atractiva trapecista.

OPINIÓN

No me puedo considerar fan de Alex de la Iglesia pero tengo que reconocer que tiene algunos films que me sorprendieron por su humor negro y mostrar el lado salvaje de los seres humanos sin tapujos. Sin embargo este no es el caso, donde recopila una cantidad de buenas ideas, que me encantan, pero mal llevadas al fotograma y obtiene el resultado de ver un despropósito contínuo que no se sabe por donde cogerlo.

Lo mejor del largometraje es el comienzo, los primeros veinte minutos, donde nos presenta al protagonista principal y conocemos su historia. Con unos títulos de créditos iniciales impactantes, piensas que estás ante una película que hará un antes y despúes en la carrera del director pero todo se desploma al paso de los minutos, donde no nos termina de enseñar el por qué los personajes actuan así, continuando con hechos sin sentido, bastante surrealista a veces, dejando al espectador descolocado y con ganas de estar «colocado» para entender lo que está viendo. O eso o es que falta metraje o se han hecho las cosas con mucha prisa. Con un final que tenía que haber sido apoteósico, es un festival de tonterías sin sentido, abusando de muchos planos y travellings y que, al empezar los créditos finales, dan ganas de levantarse e irse corriendo sin mirar atrás y que no te reconozca nadie. Simplemente lamentable.

Pero no todo va a ser malo porque las actuaciones, exceptuando a algunos que no aportan nada a la trama, lo hacen bastante bien. Carlos Areces y Antonio de la Torre demuestran que están en un buen momento cinematográfico, que son unos todoterrenos y que pueden con todo. Da gusto verlos actuar, aunque sea en una película así pero nos enseña que hay actores para rato, si no eligen mal sus futuras actuaciones.

Otra cosa que me encantó es la banda sonora original. Ya en el tráiler prometía y, aún repitiendo canciones, te mete de lleno en la época que nos situa la película, así como en los créditos iniciales, que te dejan en estado de shock. Las imágenes de la época de RTVE, la fotografía, la ambientación y los decorados están muy logrados (aunque algunos se note mucho el croma o que son unos escenarios, sobre todo al final) me ha fascinado.

Esta película es mejor verla en casa, en un día de esos que tengas ganas de perder el tiempo y no sabes que ver. La tendrían que haber llamado «Balada triste de De La Iglesia».

 

NOTA: 4

LO MEJOR: El comienzo. Casi todo el reparto. La BSO. La fotografía.
LO PEOR: El resto del metraje. Algunos actores.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *