Crítica – Ayer no termina nunca

Película dirigida y escrita por Isabel Coixet protagonizada por Candela Peña y Javier Cámara que ha inaugurado la sección oficial y el Festival de Málaga del 2013.

 

SINOPSIS

En el año 2017, en una España hundida por la crisis, una pareja se reencuentra en Barcelona tras cinco años sin verse. Se habían separado después de haber perdido a su hijo por una negligencia hospitalaria fruto de los recortes. Él había emigrado a Alemania, pero ha vuelto.

 

OPINIÓN

Película profunda e intimista en la que los actores nos muestran dos formas de manejar el dolor: las dos caras de una moneda ante un hecho común.

Con un tono psicofilosófico que algunos podrían calificar de libro de autoayuda de cuarta, citando frase de la película, Isabel Coixet nos muestra a una ex pareja, separada en cuerpo y alma, por un hecho dramático. A través de los diálogos, y los silencios, de los personajes somos testigos de la forma tan diferente de superar/sobrellevar el dolor ante una circunstancia trágica.

Javier Cámara, muy brillante como siempre y en un papel muy alejado de sus comedias anteriores. Íntimo y profundo, fuerte, luchador y superviviente; frente a Candela Peña que se muestra abatida, superada por tanto dolor y resignada a vivir en ese estado. Algo que, a mi parecer, se aleja mucho de su imagen en la vida real.

Diálogos exquisitos y actuaciones brillantes que muestran la sensibilidad de los personajes y a los que Coixet nos tiene ya acostumbrados. Quizás se echa de menos algo más de movimiento puesto que el uso del diálogo hace que la película resulte en su conjunto, para el público en general, lenta; prueba de ello los ronquidos de algunos de los asistentes a la proyección de la película. Yo, sin embargo, he estado completamente enganchada de principio a fin.

Importante destacar la música, la fotografía y la escenificación que le dan el toque final a la película y son, simplemente, perfectas.

Por último, destacar la “ficción” sobre la situación de España en un futuro cercano (2017), recurso utilizado por la directora para mostrar la indignación e impotencia ante la situación actual de España y que utiliza para hacer crítica de ello.

 

NOTA: 7
LO MEJOR: El texto, los actores, la música y las imágenes.
LO PEOR: Falta ritmo en la película

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *