Crítica – ¡Ave, César!

Crítica de Silvia González de la nueva cinta de los hermanos Coen, “¡Ave, César!”, protagonizada por Josh Brolin, George Clooney, Scarlett Johansson, Ralph Fiennes, Tilda Swinton, Channing Tatum, Alden Ehrenreich, Frances McDormand, Jonah Hill, Christopher Lambert, Clancy Brown, Wayne Knight, Dolph Lundgren, Patrick Fischler, Robert Picardo, David Krumholtz, Fisher Stevens, Emily Beecham, Fred Melamed

avecesarposterspain

SINOPSIS

Eddie Mannix (Josh Brolin), es un trabajador de Capital Pictures, uno de los más importantes estudios de Hollywood durante la década de los años 50. El trabajo principal de Mannix, consiste en proteger a las estrellas de cine de escándalos y rumores y velar por su seguridad. Cuando una de sus estrellas, Baird Whitlock (George Clooney), es secuestrado durante el rodaje de la última súper producción de romanos que prepara el estudio: ¡Ave, César!, Mannix tendrá que hacer todo lo posible por localizarlo a tiempo para la finalización del rodaje al tiempo que tendrá que solucionar todo tipo de contratiempos. Todo parece indicar que Eddie Mannix ha elegido mal momento para dejar de fumar.

OPINIÓN

Los hermanos Coen: Joel y Ethan (“Fargo”, “O Brother”, “No es país para viejos”…) regresan a las pantallas de cine con una nueva historia escrita, dirigida y producida por ellos mismos, centrada ésta vez en un mundo que conocen bastante bien: el del cine, pero con el añadido de que la historia transcurre en la época conocida como “los años dorados del cine”: el Hollywood de los años 50. Para ello, se han rodeado de un elenco de actores más que reputados, algunos de ellos ya habituales de los directores, como es el caso de George Clooney y Josh Brolin.

Toda la cinta transmite ese aire que rodeaba al cine y a los artistas de la época así como los ambientes que frecuentaban, pero con una dosis extra de parodia. Es un homenaje al cine que se hacía entonces y al cine en general, pero sin olvidar el “toque Coen” o lo que es lo mismo: ése dardo de humor entre el ácido y el negro que no deja de ser crítica pura y dura y que salpica a actores, directores, periodistas, y a todo bicho viviente relacionado con el “Star system” Hollywoodiense.

Puede que no estemos ante la mejor obra de los Coen, pero sí ante una cinta muy entretenida, que desborda humor inteligente. Resultan especialmente divertidas alguna escenas (la reunión con los diferentes representantes religiosos es simplemente descacharrante; también la escena de la grabación de la película que dirige el personaje interpretado por Ralph Fiennes resulta desternillante por el sub-realismo subyacente, así como la escena del pañuelo). También son curiosas las escenas del rodaje de películas cuyo argumento era característico en aquellos años: westerns, películas de romanos, musicales, o cintas que incluían elaboradas coreografías acuáticas, y llaman además curiosamente la atención la aparición de determinados personajes ficticios, que recuerdan sospechosamente a estrellas de la época (Carmen Miranda o Esther Williams, por citar sólo dos ejemplos).

NOTA: 7

LO MEJOR: La contínua crítica al “Star system” que abarca toda la película.
LO PEOR: Te quedas con ganas de más parodias de películas y de que aparezcan más personajes que recuerden a actores famosos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *